lunes, 22 de junio de 2015

En invierno, listos

Puertos de Tenerife prevé culminar el proyecto de suministro de gas a buques en diciembre 

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife calcula que el proyecto de introducción de Gas Natural Licuado en Canarias para suministro como combustible a buques y vehículos, entre otros usos, culminará en diciembre de este año, ya que la iniciativa avanza acorde con los plazos establecidos inicialmente, según indica en una nota.

El proyecto denominado LNG Feeders, a solution for Archipelagos far from LNG storage plants, fue preseleccionado por la Unión Europea para beneficiarse de una subvención del TEN-T, Red Transeuropea de Transportes, y consiste en la realización de un estudio detallado de toda la cadena logística implicada en la provisión a Tenerife, a corto plazo y precios razonables, de suministro de gas natural.

Precisamente para concretar los avances y actividades pendientes de desarrollo se reunieron en la sede de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife los socios del proyecto, esto es, la citada administración portuaria, representada por su presidente Pedro Rodríguez Zaragoza y su director José Rafael Díaz Hernández; el Cabildo de Tenerife en la figura de Orlando José Pérez García, jefe del Servicio Técnico de Turismo e Innovación, y Distribuidora Marítima Petrogás con la presencia de su director José Rull.

"Actividades de envergadura como la determinación de la cadena logística, las etapas para su implantación y el impacto económico local que supondría la llegada a la Isla del Gas Natural Licuado (GNL) en aquellos usos que no puedan cubrir las energías renovables, se encuentran ya desarrolladas y algunas incluso con su primera propuesta elaborada", detalla la nota al tiempo que agrega que "entre las que están en proceso, destaca el diseño de la planta de almacenamiento y la definición a desarrollar del buque “feeder” polivalente  para bunker y transporte".

En el período inicial de implantación, el suministro de gas al Archipiélago se realizaría por medio de “feeders”, es decir, gaseros de menor capacidad que cargarían el gas en  las grandes terminales de GNL de la Península y lo llevarían a una planta satélite del Archipiélago, desde donde sería suministrado a los consumidores finales. De esta forma se suministran menores cantidades de gas natural, con lo que se evita el “envejecimiento” del producto.

Es de prever que una vez iniciada la demanda de gas natural, esta aumentará de forma progresiva hasta que llegue un momento en que resulte rentable la descarga de los grandes gaseros en el archipiélago.
La instalación pionera para albergar la infraestructura necesaria que permita suministrar gas natural en Tenerife será el puerto de Granadilla.

También el puerto de Santa Cruz de Tenerife está incluido en este proyecto como instalación desde la que dar suministro a buques, debiendo determinarse la demanda prevista de gas natural para tal uso.
En concreto, deberá desarrollarse un estudio estimativo sobre su consumo tomando en cuenta la readaptación de los buques que arriban a puerto y las expectativas de nueva construcción.

La Autoridad Portuaria ya cuenta con datos del Pelicán Gas sobre consumos estimados y sectores de demanda incluso sin descartar el uso de renovables simultáneamente.
Publicar un comentario en la entrada