lunes, 22 de junio de 2015

Consejos para que no te sableen

¿Me llevo el móvil de crucero? Claves para evitar que la factura hunda tu economía

Cincuenta euros por una llamada de cinco minutos o hasta 100 euros por ver un vídeo de Youtube de solo un minuto. Hablar con el móvil en medio del océano puede tener algo de romántico, hasta que recibimos una factura astronómica después de las vacaciones. 

Este verano, miles de cruceristas españoles navegarán mar adentro con sus móviles encendidos, exponiéndose a tarifas desmesuradas en caso de aceptar una llamada, mandar un mensaje o simplemente dejarse los datos activados. Gran parte de los cruceros tienen equipos instalados que proporcionan acceso a redes por satélite, a las que se conectarán nuestros dispositivos una vez fuera del puerto.

Evitar el "síndrome de la factura post vacaciones" es tan sencillo como apagar el móvil o dejarlo en casa. No obstante, hay una serie de consideraciones que conviene tener en cuenta antes de meter el teléfono en el equipaje. Kredito24, el prestamista online de créditos sostenibles, ha recopilado consejos clave que nos ayudarán a reducir el riesgo al mínimo y disfrutar el viaje como se merece.

1. Utiliza el móvil solo cuando estés en tierra: Mantener el móvil apagado a bordo y encenderlo solo cuando pisamos tierra es la mejor forma de evitar sorpresas. Así podremos seguir conectados con familia y amigos en al menos una parte del viaje. Una llamada a través de la red de satélite puede llegar a costar más de 10 euros por minuto según la operadora, sin contar el establecimiento de la llamada. Activar el modo avión durante la navegación es más que suficiente si queremos seguir utilizando nuestro dispositivo para otra función. En el caso de que queramos mantener nuestro teléfono operativo, es recomendable fijarse en el nombre de la red a la que estamos conectados, para ser consciente de cuándo estamos conectados a la red de satélite del barco y cuándo a la del operador local.

2. Consulta las tarifas de roaming: Las tarifas de roaming que se aplican una vez en tierra, aunque algo elevadas, no resultan tan desorbitadas como las de alta mar. La última regulación europea ha reducido significativamente los precios hasta en un 55% respecto a hace dos años (alrededor de 23 céntimos el minuto). Si tenemos claro que vamos a utilizar el teléfono móvil durante las diferentes visitas, tal vez nos interese consultar los módulos de ahorro de cada compañía. Estos resultan más ventajosos que las tarifas roaming por defecto e incluyen paquetes de datos modestos por si también deseamos navegar por internet al poner pie en tierra. En algunos cruceros se venden tarjetas prepago para hacer llamadas internacionales al llegar a puerto, una alternativa interesante si eres de los que ha dejado el móvil en casa. No obstante, podrás ahorrar algo más si compras tú mismo la tarjeta en el puerto, en vez de hacerlo a través del barco.

3. Llama o escribe desde los ordenadores del barco: Los cruceros suelen tener salas con ordenadores y conexión a Internet para los pasajeros. Aunque algo elevados, los precios resultan definitivamente más económicos que utilizar los datos del móvil. Y si la velocidad de la conexión lo permite, podemos hacer llamadas utilizando un software de voz por ip, como Skype o Google Hangouts. Si el barco ofrece red wifi gratuita o de pago a los pasajeros, y nos conectamos a ella desde nuestro móvil, conviene asegurarse siempre de que los datos del teléfono están desactivados.

4. Ten cuidado en las fronteras: Si el crucero para en lugares cercanos a una frontera con otro país, especialmente si este no pertenece a la Unión Europea, es importante tomar precauciones una vez en tierra. En estos casos puede ocurrir que el terminal se conecte a una red extranjera en caso de perder la cobertura con nuestro operador en algún momento. Para evitar que ocurra es aconsejable desactivar la opción de selección automática de red y elegir la nuestra de forma manual.

5. Planifica un presupuesto y fija una alerta de gasto: A la hora de planificar el presupuesto para nuestro viaje es recomendable incluir una partida para el uso del teléfono móvil. Una vez que hayamos decidido un rango de gasto podemos fijar una alerta en el dispositivo para que nos avise cuando nos estemos acercando o hayamos sobrepasado esa cantidad. Por defecto, el servicio de roaming se desactiva al superar los 50 euros de gasto, pero tal vez queramos establecer otro límite inferior.
Publicar un comentario en la entrada