jueves, 18 de junio de 2015

Se revelan

El PP posibilita con su voto favorable la ley contra el 'fracking' en la Cámara vasca

El voto de apoyo del PP a las propuestas de EH Bildu y PSE ha sido decisivo para posibilitar el primer paso hacia la prohibición del 'fracking'- la polémica técnica de extracción de gas no convencional- en Euskadi. La tramitación del texto acordado entre los socialistas y la coalición abertzale, respaldado de forma inesperada por el PP, sigue adelante. El dictamen aprobado en la ponencia y que restringe la fractura hidráulica, debe debatirse en comisión para después pasar a discutirse en el pleno de Parlamento. Los grupos confían en que el PNV -quien maneja los tiempos de las tramitaciones y que se ha abstenido finalmente en la votación- no obstaculice el desenlace final y permita que la ley sea aprobada en la sesión plenaria extraordinaria que se convocará en día 30 de junio para cerrar el curso con la aprobación de la ley.

Los jeltzales por su parte no han despejado dudas. No se sabe si van a cooperar porque han transmitido ciertas reticencias para cursar por la vía rápida lo acordado. Además se han mostrado manifiestamente disgustados por cómo se han llevado las negociaciones de esta última semana y consideran que se les ha descabalgado del proceso. "Han visto la oportunidad que había para darnos y nos han apartado", ha declarado el representante del PNV, Javier Carro, que vincula el último movimiento del PP con lo ocurrido en el Ayuntamiento de Vitoria. Allí el popular Javier Maroto ha perdido la alcaldía tras un pacto entre los nacionalistas y los socialistas y el respaldo de Irabazi (EQUO e IU). El PNV considera que el PP le han castigado por su actuación en el consistorio de Vitoria. Los jeltzales insistían en su propuesta de moratoria de cinco años para paralizar  los proyectos hasta realizar un análisis más extenso de la situación y no acababa de ceder a los planteamientos de EH Bildu y el PSE. Ante esta vacilación el PP le ha adelantado por la izquierda y se ha posicionado, para sorpresa de todos, en contra del 'fracking'. La moratoria jeltzale ha quedado tumbada.

En cualquier caso, pese a enfado del PNV, todo apunta a que la prohibición quedará ratificada antes del verano por el Pleno de la Cámara vasca con un consenso amplio, de dos tercios del Parlamento. El PP ha explicado de forma escueta ante los periodistas las razones que le han llevado a posicionarse en contra del 'fracking' en Euskadi. Aseguran que han apoyado la fórmula planteada porque consideran que está dentro de la legalidad al quedar establecidas las restricciones desde el marco competencial vasco. "Nuestra respaldo responde a dos principios, aprobar aquello que esté arropado por la seguridad jurídica y aprobar medidas que eleven la protección a actividades perjudiciales para el medioambiente", ha explicado la representante popular Mari Carmen López de Ocáriz.

Valoración estratégica global

La propuesta tanto de EH Bildu como de PSE impone limitaciones a la polémica técnica no a través de una prohibición expresa y generalizada, ya que el Tribunal Constitucional ha venido tumbando todos y cada uno de los vetos genéricos aprobados por otras comunidades autónomas por invadir competencias estatales en materia de hidrocarburos. Ambas formaciones se pusieron de acuerdo para restringir el uso del 'fracking' desde leyes autonómicas de ámbito urbanístico o medio ambiental. Concretamente han incorporado al dictamen de la ponencia una triple protección a través de modificaciones en las leyes vascas de Urbanismo, del Agua y de Medio Ambiente, ésta última al someter a la fractura hidráulica a una valoración estratégica global, que incluye aspectos sociales y económicos. "Es un camino conocido y seguro jurídicamente, como se ha comprobado en Cataluña, única comunidad cuya regulación legal al respecto no ha sido cuestionada por los tribunales”, ha destacado la socialista Natalia Rojo, la dinamizadora de las conversaciones con los grupos.

Esa seguridad jurídica mencionada por Rojo es a la que se ha agarrado el PP para respaldar a EH Bildu y PSE. "Nosotros no somos 'antifraking' ni anti nada. Hasta el momento, esta es la única fórmula con garantías jurídicas y por eso hemos votado a favor porque somos protectores del medio ambiente, y lo que queremos es elevar al máximo la seguridad de los espacios naturales", ha insistido López de Ocariz.

EH Bildu ha expresado su satisfacción por el resultado y espera también que el PNV no torpedee el final del proceso. "El PNV pondrá todos los impedimentos reglamentarios y procedimentales que tenga en su mano pero será un error porque supondrá falsear la voluntad popular de la ciudadanía, de las más de 100.000 firmas presentadas en la ILP, Iniciativa Legislativa Popular", ha resaltado Dani Maeztu.
 
Publicar un comentario en la entrada