martes, 2 de junio de 2015

Siniestro en China

Al menos cinco muertos tras hundirse un barco con 458 personas en el Yangtsé

Al menos cinco personas han fallecido tras hundirse un barco de pasajeros con 458 personas a bordo en una sección del río Yangsé en la provincia china de Hubei. La embarcación hacía un crucero turístico entre las ciudades de Nankín, al este, y Chongqing, al oeste. Hay más de 400 personas desaparecidas.

Entre los pasajeros del "Estrella de Oriente", todos chinos, habría 47 miembros de la tripulación, cinco guías de viaje y 406 turistas, en su mayoría de avanzada edad y procedentes de la provincia de Jiangsu y la municipalidad de Shanghai.

Equipos de rescate desplazados al tramo del río Yangtsé en el que se ha hundido una embarcación afirman que se escuchan voces y ruido dentro del barco, según la agencia oficial Xinhua.

Las imágenes divulgadas por medios estatales chinos muestran miembros de los equipos de rescate sobre la quilla del barco hundido, que sobresale de la superficie del río, intentando localizar de qué parte del interior de la embarcación proceden las llamadas de los posibles supervivientes.

Según indicaron el capitán y el jefe de máquinas, que figuran entre las personas que consiguieron salir del barco en el momento del hundimiento, el naufragio se habría debido a las malas condiciones meteorológicas. No obstante, según informó la agencia oficial Xinhua, ambos tripulantes están siendo interrogados por la policía para esclarecer los hechos.

El 'Diario del Pueblo' informó que el barco se hundió en apenas dos minutos y que no se emitió ninguna señal de alarma previa. Al parecer, siete personas llegaron a la orilla a nado y avisaron de lo sucedido a las autoridades. En un principio se ha descartado que hubiera exceso de pasajeros o que la embarcación no dispusiese de suficientes chalecos salvavidas.

El viento y la lluvia también están dificultando las tareas de rescate que se llevan a cabo desde la madrugada del martes en la zona, a donde ya se ha desplazado el primer ministro chino, Li Keqiang, para supervisar la operación. De acuerdo con Xinhua, más de mil efectivos de la Policía Armada de la provincia de Hubei están trabajando en la zona del desastre.

El barco, de grandes dimensiones y capacidad para más de 500 personas, permanece volcado. Equipos de rescate que se han acercado a la embarcación siniestrada bajo el agua han indicado que, doce horas después del naufragio, aún podría haber personas vivas dentro. Según la televisión estatal, un número indeterminado de personas estarían atrapadas, solicitando ayuda desesperadamente.

A la sede de la agencia de viajes que organizó el crucero, localizada en Shanghai, están llegando numerosos familiares de los pasajeros, ansiosos por recibir información de lo sucedido.

El curso medio del río Yangtsé, el más largo de China, es una tradicional zona de navegación, tanto para transporte de mercancías como para cruceros turísticos, pues ahí se encuentra el famoso paisaje de las Tres Gargantas y la gigantesca presa que lleva su nombre.

En enero de este año, el naufragio de un remolcador que hacía un viaje de demostración, con ocho extranjeros a bordo, se cobró la vida de 22 personas en este mismo río, a su paso por la provincia de Jiangsu.
Publicar un comentario en la entrada