sábado, 6 de junio de 2015

Se resisten al acuerdo

La industria del 'fracking' también rechaza ante la OPEP un recorte de producción

La producción de crudo estadounidense en la última semana de mayo se elevó hasta los 9,59 millones de barriles al día, dejando atrás buena parte de las dudas sobre viabilidad que el 'fracking' había suscitado.

"¿Habrá zonas de 'shale oil' que dejen de ser rentables si los precios siguen cayendo?". "No", ha respondido contundentemente Ryan Lance, presidente de ConocoPhillips, bajando el micrófono un segundo después. Lance daba esta respuesta en un seminario de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, paralelo a la cumbre que el cártel celebra esta semana.

ConocoPhillips es la mayor empresa mundial en exploración y prospección que, gracias al desarrollo de la perforación hidráulica, se ha convertido desde su sede en Houston (Texas) en la tercera mayor empresa energética de Estados Unidos.

Lance había defendido minutos antes el ajuste de costes del petróleo de esquisto, mucho mayor que el sufrido por la industria tradicional, hasta el punto de que "el punto de equilibrio se sitúa entre un 15% y un 30% por debajo de los niveles de 2013".

A su vez, la rentabilidad por cada pozo habría aumentado un 30%, de acuerdo con los cálculos realizados por ConocoPhillips en las formaciones petroleras de Eagle Ford, mientras que el tiempo necesario para realizar cada ciclo de inversión habría caído un 40% en los últimos dos años.

En este sentido, el presidente de ConocoPhillips espera que esta tendencia de creciente eficiencia se extienda durante la próxima década, de forma que la técnica lograría ser rentable, a pesar de que el precio del barril de crudo esté en caída.

De hecho, analistas independientes señalan que el precio marginal del 'fracking' podría marcar la cotización del crudo en los próximos años, pero otras técnicas no convencionales (como la extracción a partir de arenas bituminosas) sí quedarían fuera de mercado.

Es más, Lance emplazó a la OPEP a considerar qué pasaría si Estados Unidos levantara el veto a las exportaciones de petróleo, algo que "es una posibilidad real" de cara a los próximos años.

Hay un hecho, además, que respalda estas tesis. La producción de crudo estadounidense en la última semana de mayo se elevó hasta los 9,59 millones de barriles al día, de acuerdo con los datos que el departamento de Energía de Estados Unidos ha publicado hoy. Con este dato, la oferta en EEUU se eleva en 230.000 barriles en las últimas dos semanas, dejando atrás buena parte de las dudas sobre viabilidad que el 'fracking' había suscitado en las últimas semanas.
Publicar un comentario en la entrada