jueves, 25 de junio de 2015

Buen pedido

China Sonangol encarga otras 40 lanchas a Rodman Polyships

La petrolera chino angoleña China Sonangol ha encargado una nueva remesa de lanchas a la Rodman Polyships, la división especializada en barcos de poliéster del grupo Rodman.

Fuentes vinculadas a China Sonangol partícipes de las negociaciones confirmaron ayer que la multinacional que preside el chino Sam Pa ha cerrado el acuerdo para construir alrededor de 40 pequeñas embarcaciones, cuyas características no quisieron precisar, aunque todo apunta a que se trata de lanchas patrulleras.

El grupo Rodman niega la operación, sin embargo, desde China Sonangol, además de confirmar el pedido, avanzaron que habrá buenas noticias «pero todo se lleva con reserva para no generar falsas expectativas».
Patrulleras para África

Este nuevo encargo se sumaría al firmado en septiembre del 2014, cuando la petrolera acordó con la compañía que preside el empresario gallego Manuel Rodríguez un pedido de 50 pequeños barcos para Angola: 40 lanchas patrulleras (de la categoría R-33 XI) y 10 catamaranes para 350 pasajeros (Rodman solamente ha construido este tipo de barcos en fibra para un máximo de 250 viajeros). El coste del multipedido, parte del cual ya ha sido entregado, ascendió a 25 millones.

La petrolera de Sam Pa es propietaria del 33 % de dos de las empresas del grupo Rodman: Metalships & Docks, el astillero de grandes buques de acero, y de la filial portuguesa Rodman Lusitania, dedicada a embarcaciones de poliéster.

La operación de entrada en el accionariado del grupo gallego se cerró el pasado mes de mayo, según confirmó la compañía mediante un comunicado, aunque en ningún momento se ha hecho público el importe de la inversión.

Desde el principio de las negociaciones, que se remontan a septiembre del año 2014, se especuló con la posibilidad de que el empresario Sam Pa se hiciera con hasta el 90 % del grupo Rodman por una suma próxima a los 100 millones de euros, una opción que todavía seguiría sobre la mesa, según algunas fuentes.
En todo caso, China Sonangol aseguró desde el primer momento que su desembarco en Galicia llegaría acompañado de un importante volumen de pedidos para construir en ambas divisiones y, tal vez, en algún otro astillero de la ría de Vigo.

Las necesidades de flota de China Sonangol consisten en remolcadores, ferris y gabarras con generadores eléctricos para sus propias actividades en Angola y también para alquilar a países de África.
La petrolera estaría también pendiente de la firma de contratos con armadores de Indonesia para ampliar la cartera de pedidos de Rodman.
Publicar un comentario en la entrada