sábado, 6 de junio de 2015

Mercado potencial

Reganosa ve en la terminal de contenedores una pieza clave para su plan gasista

Dos de cada diez pedidos de construcción de nuevos buques propulsados a gas son para fabricar portacontenedores, un tipo de navío que recalará habitualmente en Ferrol cuando se ponga en marcha la nueva terminal que se está ejecutando en el puerto exterior de Caneliñas. Se prevé que, en el plazo de quince años, el el 32 % de la flota de barcos que transporta contenedores consumirán gas natural licuado. Por ello, Reganosa ve en el proyecto de la dársena exterior una oportunidad para impulsar el centro logístico de suministro de gas para el transporte marítimo que está poniendo en marcha junto al Puerto, Navantia, la Xunta y la Universidad de Santiago.

El director de Desarrollo de Reganosa, Rodrigo Díaz Ibarra, ha presentado esta mañana el hub gasista en la Conferencia Mundial del Gas que se celebra hasta el próximo viernes en París, en donde puso de manifiesto que se prevé que, en el 2025, el consumo de GNL marítimo será de 89 millones de toneladas.

Entre las infraestructuras de las que se dotará la planta mugardesa se encuentra un buque para el suministro del combustible a otros barcos. «Un buque portacontenedores medio tendrá un depósito de combustible de 6.000 metros cúbicos, para cuyo suministro se necesitarían 150 camiones cisterna. Abastecerlo de este modo no sería viable, de modo que la solución está en un barco de avituallamiento», afirmó Díaz Ibarra.

Además, defendió la ubicación de la terminal como eje geográfico para dotar de combustible a los parte de los 40.000 navíos que navegan anualmente por el corredor de Fisterra, así como a parte de la flota pesquera -formada por casi 6.000 buques- que se adaptase para consumir el GNL para moverse.
Publicar un comentario en la entrada