miércoles, 26 de febrero de 2014

Bueno para todo el mundo

Los puertos gallegos se preparan para crecer con el nuevo Canal de Panamá
Los de Vigo y Marín adaptan ya sus instalaciones con vistas al crecimiento del tráfico de buques de mayor porte. La Autoridad Portuaria coruñesa espera que Punta Langosteira se consolide como puerto de distribución

La globalización llegó hace años al mundo del transporte marítimo, y lo hizo para quedarse. Como punta de lanza de este proceso, la infraestructura marítima más importante que está hoy en día en construcción, la ampliación del Canal de Panamá, tendrá repercusiones, al más puro estilo efecto mariposa, en todos los demás puertos del mundo.

En una reciente entrevista, el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, advirtió que el nuevo mapa que trazará la infraestructura que está construyendo en Centroamérica Sacyr podría provocar una caída en el tráfico de los puertos de la España mediterránea. Lo que para ellos es una amenaza, para Galicia es una clara oportunidad: la de aumentar su presencia en las rutas marítimas mundiales.

En su día, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, cuantificó la inversión total en mejorar la red gallega de puertos en 1.000 millones de euros, aunque es muy probable que las obras en la coruñesa Punta Langosteira disparasen ya esta cifra.

«Por supuesto que esperamos que la ampliación del Canal repercuta positivamente», afirman, al unísono, los responsables de los principales puertos gallegos. «Llevamos ya un tiempo en obras de ampliación —comentan desde la Autoridad Portuaria de Marín-Ría de Pontevedra—, pues esperamos que nuestro puerto acoja barcos de mayor porte, más calado y eslora».

En reformas se halla también el principal puerto de contenedores de Galicia, el de Vigo, con el objetivo de ser capaces de acoger todo el tráfico portuario que esperan que llegue en los próximos meses. En este marco, la Autoridad Portuaria que encabeza Ignacio López-Chaves está tramitando, entre otras, la ampliación de la terminal de Bouzas con nuevas rampas ro-ro (de carga y descarga).

Los principales puertos gallegos no se atreven, todavía, a cuantificar los beneficios que les vendrán derivados de esta infraestructura. «Es todavía muy pronto», insisten a ABC desde el Puerto de La Coruña. Desde el de Marín, no obstante, reiteran que todos sus informes internos apuntan a «un crecimiento sostenido». Desde el más septentrional de los principales puertos de Galicia, el de Ferrol, ya han encargado informes de impacto a consultoras e investigadores de la Universidad.

Auge de los puertos exteriores

Ahora es el turno de dos de las mayores infraestructuras portuarias que Galicia ha acometido en los últimos años, los puertos exteriores de Punta Langosteira y San Cibrao. En La Coruña creen que la puesta a punto de esta terminal, junto con las nuevas esclusas del Canal de Panamá, ayudarán a conseguir el ansiado objetivo de convertirse en un puerto de distribución o «hub». «Punta Langosteira tiene unos calados al alcance de muy pocas dársenas: 22 metros en la terminal de graneles sólidos y 24 en el pantalán petrolífero», aseguran a ABC fuentes portuarias. Y desde Portos de Galicia, que gestiona las dársenas de menor calado, confían en que el previsible aumento del tráfico cree «sinergias» y que contribuya a consolidar Galicia como «Puerto único». 
Publicar un comentario en la entrada