lunes, 17 de febrero de 2014

Tú no

Navantia excluye al astillero de Fene de la fabricación del flotel
El comité de empresa pide a Revuelta que explique el cambio de postura

Inicialmente aseguró que repartiría la obra del buque flotel para la petrolera mexicana Pemex entre los dos astilleros de la ría, pero Navantia ha transmitido ahora a los representantes de los trabajadores que únicamente fabricará el buque en Ferrol. En la práctica esa decisión condena a la antigua Astano a la inactividad durante todo el año, ya que no hay ninguna obra militar -mercado al que está restringido- en previsión.

La empresa apela al veto que tiene impuesta la factoría de Perlío desde la creación de Navantia, en el año 2005, y que le impide realizar obras civiles, limitaciones que ya existían cuando la compañía pública anunció que repartiría la construcción. El cambio de decisión ha caído como un mazazo en la plantilla del centro de Fene, que ayer celebró una asamblea para abordar este nuevo escenario y que fue transmitida el pasado miércoles al comité por el director de los astilleros de la ría, Julio Martín.

«Pone en tensión y en alerta a los trabajadores, que tienen una preocupación total porque nos quedan por delante diez meses en blanco», aseguró Jorge Prieto, presidente del comité, quien subrayó que la decisión «sorprende por lo precipitado y por el ocultismo».

Los representantes de los operarios han solicitado ya una reunión con el presidente de la compañía, José Manuel Revuelta, para que les informe sobre las causas de esta decisión y las repercusiones.

Además, Jorge Prieto explicó que, después de reunirse los comités de Navantia Ferrol y Fene, la postura de rechazo a la exclusión de la antigua Astano de la obra del flotel es unánime. A partir de la próxima semana los sindicatos se reunirán para abordar un nuevo calendario de movilizaciones, en demanda de más carga de trabajo para los astilleros de la ría, ya que el flotel es insuficiente para generar actividad para toda la plantilla. «Si no tenemos ocupación para los centros, difícilmente podemos mandar un mensaje de esperanza a los compañeros de las industrias auxiliares», reseñó el presidente del comité de Fene.

No a la segregación

Además, insistió en que «no vamos a permitir que se realice segregación ninguna de los astilleros ferrolanos, por lo que anuncia que los trabajadores continuarán con la defensa de la actividad de Navantia como un todo en este territorio.

Navantia Fene ya lleva acusando la paralización de la actividad desde antes del pasado verano, puesto que la última fase de fabricación del Adelaide se ciñó al astillero de Ferrol. Desde entonces, parte de sus trabajadores han estado destinados -los que se han ido voluntariamente- a la división de Reparaciones y, como en el caso de la antigua Bazán, también han participado en cursos de formación y reciclaje.
Publicar un comentario en la entrada