lunes, 24 de febrero de 2014

Esperan a mejores tiempos

Repsol paraliza la venta de Gas Natural
No ha encontrado ofertas atractivas en el mercado para cerrar una compra en la que poder invertir la liquidez que conseguirá al desprenderse del 30% de la gasista

Antonio Brufau ha dado orden de suspender por el momento la venta de Gas Natural. Ha decidido que la participación en la gasista se mantendrá en el capital de Repsol hasta que se materialice una adquisición en la que invertir esa liquidez. Hasta ahora, la petrolera no ha encontrado ofertas atractivas en los sondeos que lleva realizando desde hace meses en el mercado.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del sector, la decisión de Brufau es firme. De hecho, la orden a todos los equipos que Repsol había puesto a trabajar en esta operación es la de paralizar todos los procesos encaminados hacia la desinversión de Gas Natural.

En la cúpula de la compañía se tiene claro que mientras no haya una oportunidad clara de inversión, no se producirá una salida definitiva o parcial de la petrolera del capital de Gas Natural.

Compras en EE.UU. y Canadá

Repsol ha manifestado su interés de incrementar su inversión en países políticamente estables y aprovechar el boom energético en Norteamérica.

Ha trasladado a los bancos de inversión, en los últimos meses, su disposición a invertir entre 3.750 y 7.500 millones de euros en la compra de alguna compañía de exploración y producción en EEUU o Canadá.

Muchas empresas de Estados Unidos de las dimensiones aproximadas que interesarían a Repsol, incluyendo Whiting Petroleum y Kodiak Oil & Gas, han sondeado el mercado recientemente en busca de compradores sin obtener respuesta.

Por su parte, algunos grandes productores de energía en Norteamérica pretenden llevar a cabo colocaciones de acciones aprovechando el buen momento de los mercados, incluyendo a compañías como Antero Resources, EP Energy y Riverstone Holdings.

No ha encontrado ofertas atractivas

La financiación que Repsol necesita para cerrar un acuerdo procedería, precisamente, de la venta de su participación del 30% en Gas Natural.

Sin embargo, según las fuentes empresariales consultadas por ECD, esa oportunidad clara de compra en Norteamérica u otro lugar del mundo no se ha dado, lo que dejado la operación de desinversión en la gasista en suspenso. 
Publicar un comentario en la entrada