miércoles, 19 de febrero de 2014

Por seguridad

Un portacontenedores atraca en el puerto para reacomodar su carga
Un golpe de mar en su travesía desequilibró y tiró al mar varios de los contenedores que lleva

El viernes 14 de febrero, el buque portacontenedores Svendborg Maersk que navegaba entre Rotterdam y Colombo (Sri Lanka), perdía un número aún no determinado de contenedores en el Golfo de Vizcaya. Inmerso en un temporal con viento de 60 nudos y olas de 10 metros, el buque de Maersk Line, tras dar la alerta marítima por la caída a la mar de contenedores, ponía rumbo al puerto de Málaga donde arribó en la tarde del lunes.

Sin daños significativos en el barco, durante cuatro días, el buque permanecerá atracado en Málaga para reestibar las pilas de contenedores desplazados y retirar los dañados. Además, según fuentes de la compañía propietaria del buque, se efectuará a bordo una revisión general para detectar posibles desperfectos de algunos equipos exteriores afectados por el movimiento de la carga.

Es la segunda vez en pocos meses que un barco de Maersk Line arriba a la terminal de contenedores del puerto para realizar una significativa reparación tras un accidente de navegación. En septiembre del pasado año, el Maersk Kampala que sufría un importante incendio cerca del Canal de Suez, ponía rumbo a aguas malacitanas para efectuar una reparación.
Fuente
Publicar un comentario en la entrada