lunes, 10 de febrero de 2014

Compran

Francia, nuevo cliente de gas natural iraní
En un hecho sin precedente, la compañía de gas de Francia ha anunciado que importará el gas natural de Irán, de forma independiente a la cooperación entre las grandes empresas petrolíferas galas y el país persa.

Así lo indicó el sábado, el viceministro iraní de Petróleo en Asuntos Internacionales y Comerciales, Ali Mayedi, añadiendo que Francia se ha mostrado entusiasta en continuar la cooperación petrolífera y gasífera con Irán, aunque ningún acuerdo ha sido alcanzado hasta el momento.

La semana pasada una delegación gala compuesta por 107 miembros, la mayor europea en más de 30 años, llegó a Teherán, capital de Irán, a fin de reiniciar los vínculos bilaterales económicos y comerciales.

Entre ellos se destacan los representantes del grupo empresarial del sector petroquímico y energético ‘Total’, el servicio petrogasífero ‘Technip’ y el grupo energético especializado en el transporte y distribución de gas natural ‘GDF Suez’, que mantuvieron reuniones con las autoridades de la Compañía Nacional de Gas de Irán (NIGC, en inglés).

La NIGC anunció el sábado, mediante un comunicado, el inicio de la nueva ronda de conversaciones con los representantes de las empresas francesas a cerca de la exportación de gas natural iraní.

Además de la delegación gala, los representantes de Omán, Paquistán y Azerbaiyán viajaron la semana pasada a Irán para abordar el mismo tema con la NIGC persa.

La suspensión o relajación de las sanciones contra Irán por el acuerdo alcanzado entre este país y el Grupo 5+1, el pasado noviembre ha traído a Teherán, a gran número de delegaciones comerciales de todo el mundo, entre ellas, Holanda, Alemania, Italia y Corea del Sur.

En este sentido, el presidente de la Organización Internacional de Fabricantes de Vehículos Motorizados (CCFA, por sus siglas en francés), Patrick Blain, confirmó el martes pasado, el interés de todos los países en fortalecer sus lazos económicos con el país persa.
Publicar un comentario en la entrada