sábado, 8 de febrero de 2014

Viene el monstruo

Royal Caribbean traerá el barco más grande del mundo a España

Los buques gemelos Oasis of the Seas y Allure of the Seas, de la naviera Royal Caribbean International, han compartido en los últimos años el título de "el barco más grande del mundo". Ahora, uno de ellos, el Allure of the Seas, tendrá su base en España y operará -por primera vez- desde el puerto de Barcelona cruceros por el Mediterráneo.

El Allure of the Seas pesa 225.282 toneladas brutas, con 362 metros de eslora, 66 metros de manga, 16 cubiertas y capacidad para 2.384 tripulantes y 6.318 pasajeros.

Royal Caribbean acaba de hacer el anuncio, si bien el barco no realizará una temporada completa en su Europa natal (fue construido en los astilleros finlandeses de Turku en 2010 y desde entonces ha surcado las aguas del Caribe) hasta 2015. Barcelona será su puerto base y realizará escalas semanalmente en otro puerto español, Palma de Mallorca.

El barco llegará al puerto de Barcelona a comienzos de mayo de 2015, desde allí realizará un crucero corto de 5 noches y 22 itinerarios de 7 noches hasta su última salida a mediados de octubre, cuando finalizará su temporada en Europa. Tras Barcelona, el buque visitará semanalmente los puertos de Palma de Mallorca, Marsella (Provenza), La Spezia (Florencia y Pisa), Civittavechia(Roma) y Nápoles. También realizará dos escalas en Málaga, una a su llegada desde Miami a España y otra en su partida hacia el Caribe en otoño 2015.

Impacto económico y turístico

La llegada del Allure of the Seas tendrá un fuerte impacto económico. Se calcula que en él viajarán más de 150.000 pasajeros en 2015 (300.000 sumando escalas y embarques), que generarán unos beneficios de más de 27 millones de euros en España.

Estas cifras están en línea con la vitalidad de la industria de cruceros en España. El sector movió en 2012 más de 1.255 millones de euros, generando más de 26.000 puestos de trabajo y los puertos españoles recibieron a 5,2 millones de cruceristas europeos (sumando escalas y embarques).

Por otra parte, es la primera vez que un barco de estas características opera de forma continuada en Europa, pues hasta ahora lo había hecho únicamente en el Caribe, teniendo Miami como puerto de embarque. Su llegada supondrá también un impulso turístico para España. Pasajeros de todo el mundo viajarán hasta Barcelona para embarcarse en él y muchos de ellos prolongarán su estancia, lo que potenciará Barcelona y España como epicentro europeo de turismo de cruceros.

Compromiso con España

"Es una gran noticia que hayamos elegido España como base de un barco como el Allure of the Seas, que en sí mismo es un nuevo destino en Europa por su espectacularidad y sus innovadoras instalaciones", ha manifestado Belén Wangüemert, directora general de Royal Caribbean en España y Francia. Para la directiva esta decisión demuestra el compromiso de Royal Caribbean con el mercado turístico español y beneficia además a distintas áreas del país.

La llegada de este barco sustituirá a otro de sus compañeros, el Liberty of the Seas, hasta la fecha el barco más grande en el Mediterráneo, que este año operará por última vez desde Barcelona. La venta de los itinerarios del Allure of the Seas en 2015 comenzarán el próximo 18 de febrero. 
Publicar un comentario en la entrada