martes, 4 de febrero de 2014

Después de los barcos redondos...


El barco vertical que bucea en los océanos

Después de más una década de intenso trabajo y promoción, el proyecto francés SeaOrbiter parece que ya está listo para iniciar su primera fase de construcción en 2014. Una última ronda a la caza de ingresos, con donativos anónimos en internet, apuntalan los primeros pasos de este singular observatorio de los mares que quiere revolucionar el campo de la investigación con un barco vertical.

El SeaOrbiter está liderado por el arquitecto, Jacques Rougerie, acompañado de un grupo de expertos marinos y del espacio, como los astronautas de la NASA, Jean François Clervoy y Jean Loup Chretien, junto a técnicos de la firma National Geographic.

La embarcación de arriba a abajo tiene 58 metros de altura, la mitad del casco será submarina y la otra mitad surcará las olas al viento. El casco se fabricará en aluminio de última generación con un peso final de 2.600 toneladas. Mientras que a bordo compartirán espacio una tripulación de 18 a 22 personas. Algunos de ellos serán navegantes, otros científicos en todo tipo de proyectos, e incluso expertos en los fondos marinos como Jaen Michel Cousteau.

"La tecnología y el ingenio humano están al servicio de los hombres para traer una nueva mirada: el océano está lleno de oportunidades, ya sea en el campo de las energías renovables, la alimentación y la farmacología", destaca el arquitecto francés.

Con un presupuesto global de 35 millones de euros, la campaña realizada en internet durante el último mes ha conseguido dar cobertura económica a uno de los puntos más emblemáticos de esta embarcación: el Ojo del SeaObrbiter.

Se trata de un puesto de mando en toda regla, que permitirá al gran público seguir en vivo todo esta aventura científica, conocer la vida a bordo en cada instante y sus descubrimientos a 18 metros sobre el nivel del mar. Además, supone el punto de partida de la construcción de este barco en Francia que puede visitar los puertos cuyo calado mínimo sea de ocho metros.
Publicar un comentario en la entrada