martes, 4 de febrero de 2014

El futuro del pasaje

Nuevos barcos y retos para la industria del crucero en 2014

Tras el accidente del Costa Concordia, la compañía Costa Cruceros tuvo que hacer frente a una importante crisis sobre la seguridad en sus barcos de crucero, que acabó afectando también al resto de compañías. El accidente, sin embargo, ha ayudado a esta compañía y a las compañías de cruceros en general a establecer nuevos estándares de seguridad tanto en los sistemas de navegación como en los sistemas de evacuación. Las compañías de cruceros confían en haber hecho todo lo posible para recuperar la confianza de los clientes y que 2014 sea el año de la recuperación.

Las predicciones de las compañías para 2014 son positivas y esperan que 2014 sea un buen año. Con la incorporación de dos nuevos buques, la flota de Costa Cruceros llegará a 103 buques de crucero durante este año. Uno de esos nuevos buques será el Costa Diadema, el barco más grande jamás construido por Costa, cuya entrega está programada para el próximo 30 de octubre. Esta nueva embarcación servirá de buque insignia del bajo consumo de combustible de Costa Cruceros. El otro es el Regal Princess, barco gemelo del Royal Princess que ha sido lanzado recientemente.

Por su parte, la compañía de cruceros Seabourn ha anunciado recientemente que ha firmado un contrato para construir un cuarto barco que se unirá al galardonado Seabourn Odyssey, al Sojourn y al Quest. Será entregado en 2016.

P&O Cruises ha anunciado también que ampliará su flota con el buque Britannia. Un barco de crucero de 94 metros de largo que está previsto que se entregue durante la primavera de 2015, y que se convertirá en el barco de crucero más grande que opere en exclusiva para el mercado británico.
Publicar un comentario en la entrada