miércoles, 26 de febrero de 2014

Más madera

Un diputado de Hamás anuncia el hallazgo de gas natural en las playas de Gaza

Un diputado del movimiento islamista Hamás, que gobierna Gaza desde 2007, informó hoy del descubrimiento de un campo de gas natural a unos cientos de metros de una de las playas de la franja palestina.

El supuesto yacimiento fue descubierto hace unos días, de forma completamente fortuita, por pescadores que denunciaron a las autoridades haber visto burbujas a unos cientos de metros de la costa.

"Tan pronto como fue descubierto, expertos e ingenieros fueron a la zona a revisarla y confirmaron que se trata de un campo de gas natural", afirmó Salem Salama, miembro de la Comisión de Economía del casi paralizado Consejo Legislativo Palestino (PLC, por sus siglas en inglés).

"Las pruebas iniciales demuestran que se trata de gas natural", aseguró el diputado, que adelantó la posibilidad de que el gobierno del primer ministro, Ismail Haniye, contacte con expertos extranjeros para estudiar las posibilidades de explotación.

Gaza, en la que viven hacinados más de 1,5 millones de palestinos, sufre una escasez crónica de combustible debido al bloqueo que Israel, y más recientemente Egipto, han impuesto sobre sus fronteras.

Ello se traduce en constantes interrupciones en el suministro de electricidad, debido a que la única planta eléctrica depende del abastecimiento de Israel, después de que el Ejército egipcio destruyera la mayoría de los túneles de contrabando que conectaban la franja con el Sinaí.

A través de ellos pasaba combustible mucho más barato, además de otros productos de primera necesidad, pero también algunos eran utilizados para el contrabando de armas.

En ese contexto el descubrimiento de gas natural podría devenir en un alivio para el gobierno de Hamás, aunque de confirmarse la rentabilidad económica del yacimiento aún tardaría más de un lustro en comenzar su explotación.

A ello se suman los "obstáculos para la producción de gas" que supone el bloqueo israelí, explicó Salama, que apeló al derecho de los palestinos a "usar sus recursos naturales sin interferencia extranjera".

A finales de la pasada década de los noventa, los palestinos hallaron un yacimiento de gas a varias decenas de kilómetros de la costa de Gaza, aunque su explotación, prevista en un principio para 2008, nunca comenzó por la oposición al proyecto de Israel,

El gobierno israelí argumento el temor a que el grupo islamista obtuviera recursos económicos que le permitieran afianzarse en el poder.

La concesión de ese yacimiento se otorgó a la compañía "British Gas (BG)", y la reserva ha sido valorada en alrededor de 1 TFC. 
Publicar un comentario en la entrada