lunes, 17 de febrero de 2014

Planes

Bolivia ahora quiere exportar gas a ultramar

El presidente de YPFB, Carlos Villegas, dijo En una entrevista publicada el domingo por El Deber que “Nuestra única posibilidad de exportar es través del LNG (Gas Natural Licuado)”, posibilidad que se exploró hace más de 10 años, y que fue rechazada por la población boliviana por las desventajosas condiciones.

En la misma entrevista, Villegas afirmó que “se requiere de una infraestructura portuaria y de conocer un puerto donde podamos hacer inversiones altas y significativas. Ha habido un acercamiento importante con Puerto de Ilo”. El presidente Evo Morales se reunirá con su homólogo peruano en Lima el 27 de febrero para hablar de éste tema entre otros.

El año 2002 y 2003 el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada planteaba el proyecto Pacific LNG: un macroproyecto de exportación de gas a las costas de México y Estados Unidos a través de Chile. A través de este proyecto se pensaba exportar una cantidad similar a la que actualmente se exporta a Brasil y Argentina: unos 50 millones de metros cúbicos diarios (MMCD).

Solo que en aquel entonces se estimaban que las reservas de gas en Bolivia estaban por encima de los 55 Trillones de Pies Cúbicos (TCF), y no a los 11,2 TCF o menos que se presume existen ahora. Así, el proyecto se planteó en un momento en el que las reservas de hidrocarburos se habían inflado falsamente.

Según Carlos Villegas, estos falseamientos de las reservas “tenían un objetivo para las empresas que era obtener la mayor valorización de sus acciones en el mercado internacional. Hemos investigado y hemos llegado a esa conclusión”. Concuerda con Villegas el analista Ramiro Paz, quien considera que los socios del proyecto Pacific LNG de 2003, Repsol y British, ganaron varios cientos de millones en la bolsa de Nueva York.

Otro aspecto controversial estaba referido al precio de exportación. Expertos como el ex ministro de Hidrocarburos, Andrés Soliz Rada, recordaba en un artículo de Bolpress que “Los expertos foráneos y sus acólitos internos calculan el precio que tendría el gas boliviano en California, el cual, luego de sufrir los descuentos que implican su licuefacción en Iquique, su transporte en barcos metaneros, su regasifica

ción en México y su transporte a destino final, dejará, como es obvio, insignificantes migajas al erario nacional”. La controversia sigue presente: los expertos Jorge Téllez y Mirko Orgaz advierten que el precio actual del gas en EEUU está por debajo de los 3 dólares. El precio de importación de LNG está a 4,62 dólares por millar de pies cúbicos. Mientras tanto, el precio de exportación a Argentina des de 10.17 $us/MMBTU, y 8.64 $us/MMBTU a Brasil.

¿Cuál es el precio del gas en el contrato interrumpible de “San Valentín”?

A partir de mañana, YPFB enviará 2,24 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) de gas natural con destino a la termoeléctrica de Cuiabá, Brasil. Como se sabe, representantes de YPFB y de Petrobras suscribieron un contrato interrumpible de compra venta de gas natural de corto plazo, que inicialmente tiene una vigencia de 20 días, para el suministro de gas natural en el punto de entrega San Matías y/o Mutún.

Lo que aún no ha quedado claro es el precio al que se venderá el gas. Algunos analistas consideran que el precio de este nuevo contrato sería menor al precio del vigente contrato GSA, de cerca de 8.64 dólares por millar de BTU.

Según el analista Javier Rivero Zuazo, esta posición está relacionada a la información proporcionada por el sector industrial Brasilero que considera que el precio del gas natural importado desde Bolivia no permite que este sector sea competitivo en la comercialización final de sus productos. Durante el Congreso de la Cámara de Hidrocarburos realizado en agosto, Marco Tavares, analista Brasilero, llegó a opinar que el precio no debería ser mayor a 7 dólares por millar de BTU.

Para Rivero, “este enfoque no es el correcto para determinar el precio de oportunidad de un eventual contrato interrumpible a Brasil. El gas comercializado bajo un contrato interrumpible debería considerar los precios de gas natural o de bienes alternativos que paga el comprador”. En este caso, el producto alternativo que Brasil importa es el Gas Natural Licuado (GNL), que ronda los 14 dólares por millar de BTU.

Por tanto, en criterio de Rivero, el precio que YPFB debería considerar para el contrato interrumpible tendría que “variar entre el precio actual de 8,64 los 14 dólares por millar de BTU”, que es el precio paga el Brasil por el GNL que importa. Por otra parte, YPFB se empeña en destacar la producción excedentaria de gas que tiene Bolivia, mientras busca afanosamente aumentar los volúmenes de exportación, sea vía contratos interrumpibles con los vecinos Brasil y Argentina, o con proyectos de exportación a ultramar a través de la licuefacción del gas, o GNL.

Pero los montos que la empresa estatal destinará a la exploración de hidrocarburos este año fue calificada por algunos analistas como “irrisorio” por lo bajo. De 3.029 millones de dólares que invertirá YPFB este año, apenas 425 millones (el 14%) serán para la exploración. En cambio, la inversión para explotación será de 1.249,2 millones de dólares en explotación (el 41% del presupuesto total).
Publicar un comentario en la entrada