jueves, 7 de mayo de 2015

Enhorabuena y menudo palo para alguno

El astillero vasco Zamakona firma 4 buques que darán servicio a Pemex


Petróleos Mexicanos (Pemex) no puede licitar más barcos porque no tiene presupuesto. Pero sí puede alquilarlos, porque los necesita para seguir buscando, extrayendo y transportando petróleo en aguas del Golfo de México.

Algunos armadores mexicanos ya han visto el negocio. Es el caso de TMM (Transportación Marítima Mexicana) que acaba de cerrar un acuerdo para la construcción en el astillero vasco Zamakona de cuatro buques que darán servicio a la petrolera.

El coste del pedido suma 72 millones. Pero lo más curioso es que el contrato es resultado de negociaciones entre el consorcio IMC (Industrial Manufactures of Cantabria) y el propio Gobierno autonómico de Cantabria que, tras conseguir el pedido, lo ha adjudicado a Zamakona, con el compromiso de que la industria auxiliar cántabra agrupada en el consorcio tenga un 40 % de la carga de trabajo.

Nada para Barreras

Fuentes de esta operación aseguran que en ningún momento se ha tenido en cuenta la construcción de las cuatro unidades en el astillero gallego propiedad de Pemex, Hijos de J. Barreras. Ni siquiera por razones de precio. Al contrario. «Los empresarios han enseñado a los responsables mexicanos que han estado en Santander las instalaciones de Astander [otro astillero], con el objeto de facilitar un eventual centro de reparación para los buques internacionales del grupo», aseguran estas fuentes.

Además de Zamakona, otros astilleros están trabajando también para Pemex, como es el caso de los gallegos Freire y Armón. Sin embargo, Barreras suma ya dos años sin más carga de trabajo propiciada por la petrolera que el flotel que entregará en el 2016.

Pemex está en horas bajas. Sus cuentas del primer trimestre del 2015 arrojan pérdidas récord de casi 6.000 millones de euros, y para enderezar el rumbo no ha tenido más remedio que poner a la venta algunos activos, entre ellos los floteles que están construyendo los astilleros gallegos Barreras y Navantia.

Publicar un comentario en la entrada