lunes, 18 de mayo de 2015

Otro frenazo a tiempo (esperemos que definitivo)


El PNV propone suspender las prospecciones mediante 'fracking' durante cinco años

El PNV planteará una moratoria de cinco años en la exploración y extracción de hidrocarburos y gas mediante la polémica técnica del ‘fracking’. Este es el contenido de la propuesta que el Grupo Parlamentario Nacionalistas Vascos registrará hoy en la Cámara de Vitoria, en el último día de plazo para interponer enmiendas a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que, con el aval de más de 103.000 firmas, pide prohibir la fractura hidráulica en Euskadi. Además, los jeltzales propondrán constituir una comisión científica en el seno del Gobierno vasco para analizar la evolución de esta técnica de explotación del subsuelo, ante las dudas existentes sobre su inocuidad, y la aparición de alternativas.

En un comunicado, el grupo nacionalista explica que no es partidario de que la Cámara vasca apruebe una ley que prohíba esta técnica porque ya lo han hecho otras comunidades vecinas como La Rioja y Cantabria y los tribunales las han anulado. «Con las leyes suspendidas no se avanza. Con leyes que son bien vistas en su estética pero que son anuladas en una semana no se sirve a la sociedad. Ni se avanza ni se impide nada», ha advertido el parlamentario jeltzale Javier Carro.

En este sentido, Carro considera que, en el ámbito de sus competencias en materia de medioambiente, la comunidad autónoma puede «articular una medida temporal de suspensión del ‘fracking’», sin riesgo de que sea anulada por los jueces. Por ello, el PNV plantea establecer una moratoria de cinco años en el uso de esta técnica, una propuesta «abierta al debate y la negociación entre los grupos parlamentarios».

Además de las dudas sobre la legalidad de la norma que pudiese salir de la Cámara vasca, los nacionalistas apelan al «principio de precaución» para justificar la moratoria. Un concepto que respalda la «adopción de medidas protectoras ante las «sospechas fundadas de que ciertos productos o técnicas como el ‘fracking’ pueden crear un riesgo para la salud pública o el medio ambiente», aunque «todavía no existe una prueba científica definitiva de tal riesgo».

Ambigüedad

En ese sentido, el PNV propone constituir en el seno del Gobierno vasco una comisión científica «independiente» que analice «el estado de la evolución de la técnica de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional». Este órgano enviaría al Parlamento vasco «informes periódicos de evolución» de esta controvertida técnica, así como «las modificaciones que se vayan produciendo y todos aquellos aspectos que considere oportunos para un mejor análisis». También se encargaría de sondear la aparición de «nuevas técnicas» de extracción.

Con esta propuesta, el PNV clarifica su postura oficial respecto al ‘fracking’, un asunto en el que hasta la fecha se ha movido en la ambigüedad y que despierta opiniones contrapuestas en el seno del partido. Así, mientras desde el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, dirigido por Arantxa Tapia, se apostaba por perforar en Álava, tanto el candidato nacionalista a diputado general de este territorio, Ramiro González, como el aspirante a ocupar la alcaldía de Vitoria, Gorka Urtaran, se manifestaban abiertamente en contra, hasta el punto de llegar al avalar el manifiesto de ‘Fracking Ez’ que sostiene la ILP.

El pasado jueves, el Gobierno vasco anunciaba la paralización del proceso administrativo previo a las perforaciones previstas en Álava dentro del proyecto ‘Gran Enara’ dado que se habían incumplido los plazos marcados por la ley. Sin embargo, su intención era reiniciar los trámites en unos meses para acogerse a un nuevo marco normativo aprobado por el Ministerio de Industria que ofrece plazos «más laxos».
Publicar un comentario en la entrada