viernes, 29 de mayo de 2015

Todo queda en casa

Un consorcio local optará al barco de suministro de gas de Reganosa

Un conglomerado de empresas de la comarca, junto al tecnólogo gasista francés GTT, concurrirá a la licitación internacional que está a punto de abrir Reganosa para el diseño del buque de suministro de gas del que prevé dotarse la compañía mugardesa. Es una pieza clave en el proyecto de conversión de la regasificadora en un nudo logístico en el que no solo reciba gas para enviarlo a la red terrestre nacional, sino también para suministrar este combustible a los barcos que lo utilicen para propulsarse.

El interés de las empresas de la comarca por participar en este proyecto fue confirmado ayer por Gabadi, firma de habilitación y una de las señeras del naval ferrolano, cuyo gerente, Antonio Llago, explicó que ya está participando en un concurso similar para el puerto de Rotterdam. El consorcio aún no está cerrado al completo y en estos momentos se desarrollan conversaciones con varias firmas, algunas de otros lugares de Galicia, para analizar la posible aportación de cada una de ellas. Galictio es otra de las sociedades que ha manifestado su interés por adherirse al proyecto.

La intención del consorcio industrial no solo sería la de optar al diseño del navío, sino también a la construcción del mismo, contrastadas las capacidades del entramado empresarial ferrolano para afrontar un proyecto de estas características.

Los requisitos medioambientales impuestos por la Unión Europea para el transporte marítimo, que obliga a reducir las emisiones de los buques a la atmósfera, ha llevado a un gran número de regasificadoras y puertos en España a impulsar proyectos para garantizar el suministro de Gas Natural Licuado (GNL) como combustible para buques. Para materializar su centro logístico, Reganosa se dotará de nuevas infraestructuras, entre ellas el mencionado barco.

Capacidad

Hoy mismo enviará la documentación para ser publicada en el Diario Oficial de la Comunidad Europea (DOCE), trámite que cuando se salve será la apertura al proceso de licitación. Se establece que será un buque con capacidad para suministrar 8.000 metros cúbicos de combustible, lo que garantizaría el abastecimiento de un portacontenedores que usase GNL para propulsarse, ya que este tipo de navíos consumen alrededor de 6.000. No obstante, tiene también que poder surtir a todo tipo de embarcaciones.
Además, se fijan condiciones de maniobrabilidad del barco -que no solo tendrá que servir para suministrar a otros buques en puerto sino también en alta mar-, de navegabilidad y de velocidad de transferencia a la que va a trasvasar el gas natural. Se exigirá además que la ingeniería sea de demostrada solvencia.

Implicación local

Antonio Llago aseguró que la intención de Reganosa es la de favorecer en la medida de las posibilidades al tejido empresarial local. Aunque admitió que será un concurso público en el que la oferta ferrolana habrá de competir con el resto de propuestas, Llago manifestó su confianza en que se valore, a igualdad de condiciones, el componente local.

Además, anunció que en el plazo estimado de tres semanas vendrá a la comarca el armador que impulsa el proyecto del barco de suministro para el puerto de Rotterdam -proyecto en el que también participa Reganosa- para abordar la iniciativa en la comarca.
Publicar un comentario en la entrada