jueves, 7 de mayo de 2015

Que lo solucionen bien

Brittany Ferries acude a la reunión de España y Francia sobre la autopista del mar

La naviera francesa Brittany Ferries se ha incorporado a las reuniones para intentar reflotar la Autopista del Mar entre El Musel y el puerto de Montoir de Bretagne (Saint-Nazaire). La participación de Brittany constata el interés de la naviera por la conexión gijonesa, que suspendió el pasado mes de septiembre GLD Atlantique.

Un directivo francés de Brittany Ferries, su responsable comercial, acudió ayer al encuentro que tuvo lugar en Nantes, en la prefectura del Valle del Loira, en el que también estuvieron presentes representantes de Francia, del País del Loira, del Principado, de los puertos de El Musel y Montoir, los dos socios de GLD: Cristoff Santoni en representación de LD Lines (socio mayoritario), aunque ya ha fichado por otra compañía, y David Antón, comercial en Francia del grupo Suardíaz (socio minoritario de GLD), representantes de la Cámara de Comercio de Nantes y transportistas. El representante de Puertos del Estado no pudo llegar a la reunión por problemas con el vuelo.

La Autoridad Portuaria señaló ayer, a través de un comunicado, que la comisión intergubernamental integrada por representantes de España y Francia "ha propuesto llevar a cabo antes del verano una convocatoria a la que se podrá presentar cualquier naviera interesada en reanudar el servicio", definiendo previamente las condiciones del mismo y las ayudas que podría recibir la naviera que lo reactive. La presidenta de El Musel, Rosa Aza, pidió en la reunión que haya agilidad en esta convocatoria, para evitar la pérdida de clientes para El Musel.

Las ayudas que se puedan dar a la nueva naviera, que probablemente serían las que no se consumieron durante los cuatro años de gestión de GLD, no se ven como la solución definitiva, sino como algo transitorio. Según la nota difundida por el Puerto, "se puso de manifiesto que el sistema de ayudas utilizado, entre otras en la Autopista del Mar Gijón-Nantes, no ha sido eficaz, ya que una vez finalizadas éstas, se ha suspendido el servicio con el consiguiente impacto negativo en los puertos y regiones afectadas, traducido en la pérdida de puestos de trabajo y de la actividad económica directa y asociada".

Algunas de las alternativas para afianzar las autopistas del mar, planteadas por asistentes a la reunión, fueron que las mismas tuvieran la consideración de servicio público y que la linea pase a convertirse en un servicio público o alternativamente la puesta en marcha del "ecobono", un sistema con el que se subvenciona a los camioneros que viajen por mar, en lugar de subvencionar a las navieras. Ambas medidas requerirían la aprobación de los estados concernidos, España y Francia en este caso, así como de la Unión Europea. Ninguno de esos planteamientos fue efectuado por Brittany Ferries, cuyo representante se limitó a escuchar.

Los puertos de El Musel y Montoir han reducido en un 22% sus costes de escala, para tratar de reflotar la linea.
Publicar un comentario en la entrada