lunes, 18 de mayo de 2015

Otro incidente


Irán exige a EAU que le entregue el buque con bandera de Singapur

Irán ha exigido hoy a Emiratos Árabes Unidos (EAU) que le entregue el barco con bandera de Singapur contra el que ayer miembros de la Armada de la Guardia Revolucionaria de Irán abrieron fuego mientras navegaba en aguas del Golfo Pérsico.

El motivo de esta petición sería el incidente en el que este buque, un petrolero operado por la compañía noruega Transpetrol TM AS, se vio involucrado el mes pasado cuando colisionó contra una plataforma petrolera iraní situada en el Golfo Pérsico, provocando serios daños en la estructura. Así lo ha informado hoy un oficial de Pars Sur, el yacimiento de gas natural más extenso del mundo situado en aguas del Golfo Pérsico y cuya soberanía comparten Irán y Qatar.

Así, Habib Jadidi, director de un proyecto de gas del yacimiento, ha asegurado que este jueves, el buque, el 'Alpine Eternity', con bandera de Singapur pero operado por la compañía noruega, se proponía huir de la zona sin haber resuelto el conflicto con la República Islámica, motivo por el cual cinco lanchas tripuladas por miembros de la Guardia Costera iraní se acercaron hasta el barco para exigirle que se detuviera. Al no responder a la petición, los agentes dispararon contra la proa del barco, aunque finalmente el petrolero consiguió huir y atracar en Dubai.

"Queremos que los países vecinos cooperen cuanto sea necesario para la confiscación del buque y nos hagan entrega de él", ha expresado hoy Jadidi, según informa la agencia de noticias del Ministerio del Petróleo iraní, Shana. Según su relato, a las 3 de la madrugada del pasado 22 de marzo, el Alpine Eternity golpeó contra la plataforma petrolífera iraní, situada a 10 metros sobre el nivel del mar, provocado daños por valor de 300 millones de dólares. El buque se había desplazado entre 25 y 30 millas de su curso habitual.

"La colisión ha creado una situación muy peligrosa para los depósitos que almacenan las reservas de gas. Si no se soluciona de forma rápida, las instalaciones se verán dañadas y podrían provocar graves efectos contaminantes en el mar ", ha remarcado Jadidi.

La compañía noruega Transpetrol TM AS está al corriente del accidente, pero, según Irán, hasta la fecha no ha tomado ninguna medida para resolver el conflicto.

Este incidente en aguas del Golfo Pérsico no es un hecho aislado. Hace dos semanas, Irán interceptó un buque con bandera de las Islas Marshall en aguas del Estrecho de Ormuz. El carguero, el 'MV Maersk Tigris', se encontraba navegando por la zona cuando un buque de la armada iraní lo apresó tras una orden de la judicatura de este país, que ordenó su detención hasta que la compañía propietaria del buque no satisfaciera una deuda pendiente con Irán. Hace justo una semana, el pasado día 7 de mayo, Irán liberó el barco y a su tripulación.

El incidente tuvo lugar ayer cuando cinco lanchas rápidas, que estarían tripuladas por miembros de la Marina de la Guardia Revolucionaria de Irán, abrieron fuego contra el buque de carga con bandera de Singapur que se encontraba frente a la costa de EAU, en aguas internacionales.
Publicar un comentario en la entrada