lunes, 11 de mayo de 2015

Listo para funcionar


Navantia completa la transformación del 'Monforte de Lemos'


Los astilleros públicos de Navantia en la ría de Ferrol han completado los trabajos de transformación del 'Monforte de Lemos', de la naviera de F. Tapias, que ha pasado de buque de apoyo a plataformas petrolíferas a convertirse en un buque de pruebas de pozos en el Golfo de México mediante un contrato de fletamento con Pemex.

Así lo anunció hoy la compañía naval española en una nota, en la que explica que el buque "fue entregado y bendecido" en una ceremonia interna el pasado 25 de abril, toda vez que superó las certificaciones requeridas, con una elevada exigencia ambiental para operar en el Golfo de México.

El contrato entre Navantia y la naviera de Tapias para la adaptación tecnológica de este buque se rubricó en Madrid del 2013 con la firma de presidente del grupo público, José Manuel Revuelta, y del naviero gallego, Fernando Fernández Tapias.

Tapias, según expone la nota hecha pública hoy por Navantia, aplaude el trabajo realizado por la compañía con el 'Monforte de Lemos', como se llama el buque en transformación, en las factorías de la ría gallega, donde se realizó íntegramente, y verbalizó su "compromiso de contar con Navantia en futuras operaciones".

La empresa naval, por su parte, subraya el carácter innovador que ha supuesto este encargo "de gran complejidad tecnológica", que pasó por instalar una plataforma en la cubierta del buque para funcionar como planta de procesado para la recepción del crudo.

Para Navantia, exponen, supone "una excelente oportunidad para ser un referente en este mercado a nivel mundial, ofreciendo toda su capacidad tecnológica e industrial".

Para los astilleros de la ría de Ferrol, con dos centros en Fene y Ferrol, este contrato con la naviera de Tapias ha supuesto unas 200.000 horas de carga de trabajo repartidas en 8 meses.

La nota trágica fue un siniestro mortal ocurrido a bordo del buque el pasado 25 de marzo que le costó la vida a un veterano trabajador de 58 años de la compañía auxiliar 'Iris', que falleció aplastado por una pieza que se soltó durante la maniobra en suspensión.

Navantia, la Autoridad Laboral y el juzgado abrieron sendas investigaciones en paralelo para esclarecer lo ocurrido.
Publicar un comentario en la entrada