lunes, 18 de agosto de 2014

Drama

Hallan 35 personas dentro de un contenedor en un puerto inglés
Los trabajadores portuarios escucharon “gritos y golpes” desde el interior de un contenedor cuando el barco estaba siendo descargado, dijo el Superintendente Trevor Roe de policía de Essex.

Treinta y cinco inmigrantes ilegales originarios de India se salvaron de una muerte segura en el puerto de Tilbury al ser liberados del contenedor en que viajaban a bordo de un barco procedente de Zeebruges, Bélgica, que amarró ayer a la mañana en el este de Inglaterra. Entre los encerrados había siete niños.

   Los trabajadores portuarios escucharon “gritos y golpes” desde el interior de un contenedor cuando el barco estaba siendo descargado, dijo el Superintendente Trevor Roe de policía de Essex.

   Un portavoz del servicio de ambulancias de Essex declaró que 35 personas, seguramente polizones, habían sido descubiertas, entre ellas un muerto, mientras que el resto sufría deshidratación e hipotermia severa.

   Todos los pacientes fueron transportados a los hospitales de las cercanías. Dieciocho de las personas halladas en el contenedor, entre ellas los siete menores de edad, han sido ingresadas en el hospital de Basildon, cercano al puerto de Tilbury. Otras siete han sido trasladadas al hospital de Southend, a 32 kilómetros, mientras que nueve están ingresadas en el Royal London Hospital, en Whitechapel, al este de Londres.

   Ante la emergencia, la policía de Essex colabora con el personal del puerto de Tilbury, la fuerza fronteriza del Reino Unido (UK Border Force) y el servicio de ambulancias del Este de Inglaterra. Las fuerzas de seguridad en Bélgica participan en la investigación y revisan las grabaciones de las cámaras de vigilancia del puerto de Zeebrugge.

   La policía de Essex ha señalado que están buscando intérpretes para comunicarse con los heridos que se recuperan en hospitales de la zona.

La agencia de Salud Pública de Inglaterra ha descartado por su parte cualquier sospecha de que el incidente esté relacionado con casos de ébola. “Creo que podemos estar convencidos de que no lidiamos con ese problema. Los profesionales sanitarios están alerta y habrían enviado una notificación inmediatamente si cualquier persona del grupo hubiera mostrado algún síntoma”, señaló una portavoz de la fuerza.

   La policía indicó que el personal del puerto había sido alertado por los “gritos y golpes” procedentes del contenedor y agregó que se había abierto una investigación por “homicidio” por el hombre muerto.   “Todo lo que sabemos por ahora es que vienen del subcontinente indio”, precisó Trevor Rowe.

   Según Rowe, había unos 50 contenedores en el barco Norstream, de la compañía P&O, que descargó en el puerto a las 7.35.

   Los investigadores británicos, que trabajan junto a sus homólogos belgas, se están asegurando de que ningún otro contenedor contenga personas.

   Un portavoz policial ha declarado que la muerte del hombre se está tratando como un homicidio. “Desde el punto de vista policial, en este momento se trata de la investigación de un homicidio”, afirmó Rowe, que dijo que “se trata de un problema humanitario”, por lo que “la salud de los pacientes es la primera prioridad”.

   Alrededor de la zona del hallazgo de los polizones se creó un perímetro de descontaminación. Miles de inmigrantes ilegales tratan de hacer el peligroso viaje por mar a Gran Bretaña cada año. Provienen de una amplia gama de países, incluidos los tan distantes como Afganistán, Eritrea y Siria.
Publicar un comentario en la entrada