miércoles, 20 de agosto de 2014

En ambas costas

Woodside, socio de Repsol en las prospecciones, también buscará petróleo en Marruecos
Adquiere el 25% del permiso de Doukkala que «complementa» al de Canarias

La compañía australiana productora de petróleo y gas Woodside Energy Iberia, socia de Repsol en las prospecciones «offshore» autorizadas por España a unos 60 kilómetros de las costas de Canarias, ha intensificado la búsqueda de potenciales bolsas de hidrocarburos en aguas de África, continente en el que ha puesto sus miras después de desistir de un proyecto en Israel.

En su «hoja de ruta» ocupa un lugar prioritario Marruecos, donde ha confirmado una operación anunciada en abril pasado: la adquisición de una participación del 25% en los permisos de exploración en aguas profundas de la cuenca de Doukkala y que abarcan hasta al noroeste del país vecino.

La compañía con sede en Perth comparte su porción en los permisos con la empresa Chariot Oil & Gas, que posee el 50%, mientras que el Gobierno marroquí se reserva el porcentaje restante. No obstante, la operación podría dar un nuevo giro puesto que Woodside se reserva la opción de compra de otro 25% como parte del acuerdo.

De acuerdo a un estudio sísmico inicial, y a falta de realizar un estudio 3D más preciso, la empresa calcula que la licencia sugiere la existencia de unos recursos prospectivos que producirían 618 millones de barriles de petróleo.

Cuencas emergentes

Tras anunciar este nuevo proyecto, su director ejecutivo, Peter Coleman, afirmó que los permisos de Marruecos, que se ejecutarán a profundidades de entre 150 y 3.600 metros bajo el mar, «complementan la superficie de Woodside cerca de Canarias».

«La exploración en esta cuenca -marroquí- se alinea con nuestra estrategia para asegurar nuevas oportunidades de crecimiento internacionales en la frontera y en las cuencas emergentes caracterizadas por su calidad», entre otros factores que Coleman ve prometedores, según publicó «The Sydney Morning Herald» a comienzos del mes de julio. Este diario considera que el anuncio de Woodside de iniciar sondeos en aguas de Marruecos trata de disipar la «preocupación» por las perspectivas de crecimiento de la petrolera fuera de Australia.

El plan de expansión internacional del socio de Repsol en las prospecciones atlánticas no termina ahí. Este mismo mes se ha sabido que se ha asociado con el gigante energético estadounidense «Noble Energy» para explorar yacimientos de hidrocarburos frente a África occidental.

En concreto, ha comprado una participación del 40% en la exploración, la explotación y la superficie de producción de la costa de Gabón. A su vez, «Noble» tendrá una participación del 60% y será el operador del permiso. «Esta es una emocionante oportunidad más para nosotros en África a partir de las recientes adquisiciones en Tanzania y Marruecos», celebró Coleman.

«Non gratas»

Mientras tanto, en julio se cumplía un año desde que el pleno del Cabildo de Fuerteventura acordara, con los votos de CC, PSOE y PPM, el rechazo del PP y la abstención de AMF, declarar «non gratas» a Repsol, Woodside y RWE (la tercera compañía del consorcio) en Lanzarote y Fuerteventura hasta que no abandonen su objetivo de realizar los sondeos. En la corporación insular conejera también se aprobó la misma iniciativa, pero de forma unánime.
Publicar un comentario en la entrada