miércoles, 27 de agosto de 2014

Málaga se salva por el momento

Repsol descarta casi por completo perforar la Costa en 2015 en busca de gas
La empresa quiere que coincida en el tiempo con otras investigaciones similares

A poco menos de un año de que finalice la última prórroga concedida a Repsol para la búsqueda de gas frente a las costas malagueñas la compañía da casi por descartada cualquier posibilidad de perforar los fondos marinos entre los municipios de Mijas y Fuengirola durante 2015. La falta de permiso definitivo del Ministerio de Industria y Energía, unido a la necesidad de hacer coincidir las catas con otras similares para procurar el aprovechamiento de la plataforma perforadora, son las causas por las que la que Repsol baraja la posibilidad de solicitar al Gobierno central una nueva prórroga para un proyecto de investigación que se inició hace ya diez años.

La compañía petrolera puede únicamente llevar a cabo la que sería la última fase del proyecto llamado Siroco entre los meses de febrero y abril, como dicta la declaración de impacto medioambiental favorable concedida por el Gobierno en junio de 2011, para que ni la actividad turística de la zona ni el paso migratorio de cetáceos se vean afectados. Pero la respuesta definitiva de Industria y Energía sigue sin llegar a día de hoy, por lo que desde Repsol apuntan que sería difícil prepararlo todo para perforar el pozo en esos meses en concreto. "Desconocemos si llegará el permiso y cuándo", comentaron desde la empresa.

Además, la compañía quiere hacer coincidir en el tiempo varios sondeos para aprovechar la contratación de los servicios de la plataforma perforadora, que supone un coste de medio millón de euros al día. El sondeo exploratorio permitirá a la empresa saber si existen yacimientos de gas en el subsuelo marino de la costa occidental malagueña para su posible explotación comercial, una posibilidad que se da en uno de cada diez sondeos realizados. De ser uno de esos casos, Repsol tendría que iniciar un nuevo proceso administrativo para conseguir su explotación.

Las declaraciones del presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo, del pasado domingo en las que aseguró que el Ministerio de Industria y Energía no va "a hacer nada que no esté antes consensuado con el sector turístico y con las instituciones", son una muestra más de la demora que puede seguir sufriendo la autorización definitiva para perforar la costa. Y más teniendo en cuenta la cercanía de las elecciones municipales del próximo año y el hecho de que todos los ayuntamientos de la provincia y la propia Diputación se han pronunciado en contra de las prospecciones. Aunque Bendodo suavizó su postura y lo que planteó el domingo fue "preocupación en el sector turístico por lo que pueden suponer unas posibles prospecciones", lo que achacó a la "falta de información" sobre las acciones que se van a realizar, algo que se aleja de la moción aprobada por unanimidad en el Pleno de la Diputación -a instancias del Partido Socialista- en la que se rechazó cualquier perforación en busca de gas.

El Gobierno central tendría que conceder a Repsol otra prórroga a la vista de lo que sería un nuevo retraso administrativo, una situación que se ha repetido hasta en cuatro ocasiones. La última moratoria la concedió Industria en abril del pasado año y concluye el 20 de agosto de 2015.
Publicar un comentario en la entrada