viernes, 1 de agosto de 2014

Ya hay fecha

El astillero de San Fernando comenzará en otoño el corte de chapa del BAM
El Consejo de Ministros aprueba hoy el contrato de construcción de dos nuevas unidades para la Armada con una inversión de 333 millones de euros

El astillero de San Fernando está preparado para iniciar la construcción de uno de los dos Buques de Acción Marítima (BAM) que ha contratado la Armada. Todo apunta a que la planta isleña comenzará el próximo otoño el trabajo previo de corte de chapa de este barco. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció el pasado abril la intención del Gobierno de la nación de recuperar las inversiones de mejora y renovación de la flota española, paralizadas desde 2008 con motivo de la crisis. La ausencia de carga de trabajo en los astilleros públicos ha servido de acicate para forzar una inversión estatal en materia de Defensa. El Ejecutivo de Rajoy desveló el encargo el pasado abril al confirmar que serían dos barcos y que las plantas de Ferrol y San Fernando, las encargadas de su construcción. El Consejo de Ministros autorizó en mayo la inversión por valor de 333 millones de euros y hoy está previsto que se dé el paso definitivo con la aprobación de su contrato de obra.

El presidente provincial del PP, Antonio Sanz, y la diputada y alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, mostraron ayer su satisfacción con las medidas del Gobierno para garantizar la viabilidad de los astilleros. Tanto Sanz como Martínez valoraron el compromiso del Gobierno de la Nación con el sector naval gaditano. En este sentido subrayaron que el PP «cumple su palabra a pesar de las dudas que el PSOE ha querido sembrar en torno a estos contratos, que son un paso definitivo para impulsar la industria naval gaditana y potenciar la actividad económica de la provincia».

El segundo contrato que ha firmado Navantia y que beneficia a los astilleros de la Bahía viene de la mano de Iberdrola. El presidente de la compañía eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, aprovechó el pasado junio una visita a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para confirmar que Iberdrola había adjudicado a Navantia la construcción de las estructuras metálicas y de la subestación, necesarias para el complejo eólico-marino que la eléctrica española promueve en Alemania. Esta obra, que supone una inversión superior a los 70 millones de euros, se llevará a cabo en el astillero de Puerto Real y está previsto que los trabajos comiencen antes de final de año. Este encargo supondrá 600.000 horas de trabajo y precisará 250 empleados de media, con puntas de hasta 500.

El contrato de los BAM ha estado precedido de una agria disputa política. El PSOE reprochó al PP su tardanza en adjudicar esta inversión. Los socialistas recordaron que el Gobierno de Zapatero dejó este proyecto sobre la mesa. El presidente provincial del PP, Antonio Sanz, y la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, han criticado las «malas intenciones» del PSOE al «mentir» sobre el contrato de los BAM, al tiempo que recordaron que «cuando los socialistas, en su etapa de Gobierno, anunciaron sus BAM, no aprobaron dotación presupuestaria para ello ni se firmó ningún contrato». Insisten en que el Gobierno del PP ha abierto una nueva etapa con una nueva estrategia industrial «real, seria, potente y comprometida con Cádiz, un hito que supondrá el resurgimiento de la industria y la creación de empleo y de riqueza en la provincia».

Los 'populares' recuerdan que estos contratos para los astilleros de la Bahía supondrán cuatro años de trabajo «como mínimo» y más de 200 empresas beneficiadas, lo que califican como «un revulsivo económico para la provincia, fruto del compromiso y la sensibilidad que el Gobierno del PP ha tenido en todo momento con Cádiz y con la industria naval gaditana».
Publicar un comentario en la entrada