miércoles, 29 de enero de 2014

Adjudicados

Los astilleros gallegos Barreras y Navantia construirán los dos floteles de la compañía Pemex
El coste es de 407 millones de dólares por cada embarcación
El plazo es de 10 años desde el 13 de julio de 2016
Las embarcaciones alojarán a trabajadores

Tras varios retrasos, por fin la petrolera mexicana Pemex ha adjudicado la construcción de sus dos floteles a los astilleros gallegos Hijos de J.Barreras y Navantia-Ferrol.

La resolución del concurso, al que las dos empresas gallegas concurrieron en alianza con PMI --otra filial de Pemex-- se ha conocido de madrugada.

El coste de construcción es de 407 millones de dólares cada una de las embarcaciones (298 millones de euros) y el plazo que es de 10 años , a partir del 13 de julio de 2016, por lo que la fecha de finalización se fija en el 13 de julio de 2026. El objetivo de las embarcaciones es servir para alojar a los trabajadores dedicados al mantenimiento y construcción de infraestructura en zonas marinas.

La empresa ha explicado que, tras la presentación de las propuestas técnicas y económicas, la oferta presentada por PMI Norteamérica S.A. de C.V. ha resultado ganadora en ambas partidas "con el precio más bajo solvente", de entre las siete propuestas que se seleccionaron para la última fase.

El proceso, añade Pemex en una nota de prensa, ha sido "totalmente transparente y auditable" y se realizó "con estricto apego a las normas aplicables".

La adjudicación se ha conocido tras sucesivos retrasos en la fecha para hacer público el fallo, que inicialmente estaba previsto para septiembre de 2013, se aplazó a noviembre y, posteriormente, al 6 de diciembre, para volver a cambiar la fecha y fijarla en el 30 de diciembre. No obstante, la empresa justificó un nuevo retraso, hasta el 28 de enero de 2014, por la "imposibilidad" de emitir "en tiempo y forma" la resolución.

Dos comarcas vinculadas al sector naval

Con el anuncio de este miércoles se confirma el encargo de las dos embarcaciones para Galicia, de las que una se construirá en el astillero vigués y la otra en las gradas de la empresa pública Navantia en Ferrol.

Ambas comarcas, muy vinculadas al naval, se han visto golpeadas en los últimos años por la ralentización en la actividad del sector, influida también por la suspensión del 'tax lease', aunque Vigo encara este año con la previsión de recibir encargos y a la espera de los trabajos que, precisamente, Pemex pida a Barreras.

En Ferrolterra, la carga de trabajo que supondrá el flotel aliviará la situación del sector naval, que perdió 3.700 empleos desde septiembre de 2011, de acuerdo con los cálculos del comité de empresa de Navantia, que había advertido que, de no lograr este encargo, no habría posibilidades de cerrar contratos este año. Los astilleros de la comarca no tienen ningún barco en construcción desde que el pasado diciembre salió de las gradas el 'Adelaide'.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunciaron en abril de 2012 un acuerdo para construir en astilleros gallegos barcos para la petrolera mexicana, un pacto que se escenificó en septiembre de ese año en una reunión en Santiago entre representantes de Pemex y el Gobierno gallego.

Además de los contratos de estos dos floteles, la petrolera se ha hecho con el control del astillero vigués Barreras, tras adquirir el 51%, y ha avanzado que se le encargarán, al menos, cinco barcos, a los que se podrían sumar otros tres en el primer trimestre de 2014, además del flotel del concurso resuelto este miércoles, lo que eleva el total a nueve contratos. 
Publicar un comentario en la entrada