miércoles, 22 de enero de 2014

Bestial crecimiento

Astilleros chinos recibieron encargos de 70 millones de toneladas en 2013

Los astilleros chinos recibieron encargos que suman cerca de 70 millones de toneladas durante 2013, según recoge hoy el diario oficial "Shanghai Daily".

Esto supone un aumento interanual de un 242 por ciento, según los datos oficiales, que muestran que el 80 por ciento de los encargos fueron recibidos por los 20 principales astilleros del país.

Estas firmas recibieron un 5,5 por ciento más de lo que obtuvieron en 2012.

Entre los pedidos destaca la construcción de seis grandes buques de gas natural licuado (GNL)) y de otros cuatro buques de gas de las mayores dimensiones habituales actualmente en el sector.

Con todo, el sector aún arrastra las consecuencias de la crisis económica mundial que estalló en 2008, ya que la paralización de nuevos encargos por parte de las navieras occidentales ha obligado a los astilleros del gigante asiático a reestructurarse ante su repentino exceso de capacidad y necesidad de modernización.

En julio pasado Rongsheng, el conglomerado que gestiona los mayores astilleros privados del país, en la provincia oriental de Jiangsu, despidió a 8.000 personas, el 40 por ciento de su plantilla, y dejó de cotizar en Bolsa por sus apuros económicos.

El grupo naval, fabricante de varios de los mayores buques graneleros del mundo para la minera brasileña Vale, dijo entonces que necesitaba reorientar la compañía hacia la fabricación de barcos más especializados, al servicio de las petroleras marítimas, ante la actual caída de los pedidos por el mal momento del sector naval.

En 2012 el sector naval chino recibió cerca de la mitad de pedidos que en 2011.

Aunque esa tendencia parece que se ha comenzado a revertir, según los datos publicados hoy, el presidente de la Asociación Nacional de la Industria Naval de China, Zhang Guangqin, considera que serán necesarios al menos otros cinco años para que los astilleros chinos superen sus actuales problemas de exceso de capacidad.
Publicar un comentario en la entrada