domingo, 19 de enero de 2014

Más pasta

Repsol vende la mitad de su negocio en Irak a Maersk

Repsol sigue adelante con la venta de activos no estratégicos. La compañía acaba de cerrar un acuerdo con la danesa Maersk para venderle la mitad de su participación en dos pozos petrolíferos en Irak.

De este modo, Maersk se hace con un 40 por ciento de participación en ambos pozos, al tiempo que la petrolera española seguirá manteniendo una participación similar y el restante 20 por ciento queda en manos del Gobierno regional del Kurdistán.

Los bloques Piramagrun y Qala dze, participados por Repsol Oriente Medio, están situados a unos 150 kilómetros al este de Erbil, la capital de la región del Kurdistán.

A lo largo de 2012, Repsol realizó un programa de sísmica 2D i de 768 kilómetros, importante en la adquisición, que identificó una serie de objetivos de perforación.

En los bloques cercanos a los de Repsol se han realizado descubrimientos de grandes magnitudes de petróleo, gas condensado y petróleo liviano, lo que eleva las expectativas en la zona.

En noviembre de 2013 comenzaron los trabajos en la exploración Zewe -1, y se espera que la perforación en el Qala dze pueda comenzar a principios de este año.

Con más de 7 millones de barriles de petróleo recuperables descubiertos desde 2004 y un estimado de entre 40 y 45.000 millones de barriles de recursos prospectivos (EE.UU. Geological Survey , 2000), el Kurdistán es una región rica en hidrocarburos.

Jakob Thomasen, director general de Maersk Oil, indicó que "Estar presente y activo en una de las cuencas de exploración más prometedoras y prolíficos del mundo es una parte fundamental de la estrategia de Maersk Oil. Estamos en un viaje para aumentar la producción de derecho a 400.000 barriles de petróleo por día en 2020. Esperamos que nuestra posición en la región del Kurdistán iraquí para ayudar a sostener el nivel de producción de destino más allá de 2020". 
Publicar un comentario en la entrada