martes, 28 de enero de 2014

De record

Importación japonesa de GNL en 2013 alcanzó máximo histórico debido a problemas nucleares

Las importaciones de Japón de gas natural licuado (GNL) alcanzaron un nuevo récord en el 2013, debido a que el cierre de instalaciones nucleares en el país tras el desastre de Fukushima en el 2011 obligó a las plantas a quemar más combustibles fósiles para generar energía.

El creciente costo de las importaciones de combustible llevaron a que Japón registrara un déficit comercial anual de 11,47 billones de yenes (112.060 millones de dólares) en el 2013, por encima de 6,94 billones de yenes el año anterior y un tercer año deficitario seguido.

Las importaciones de GNL subieron un 0,2 por ciento a 87,49 millones de toneladas el año pasado, dijo el Ministerio de Hacienda el lunes en cifras comerciales preliminares.

Las compras de crudo de Japón en el 2013 cedieron un 0,6 por ciento a 3,65 millones de barriles por día (211,717 millones de kilolitros), su nivel más bajo en dos años.

Las importaciones de carbón termal, usado principalmente para generar energía, también subieron un 1,3 por ciento a un récord de 109,03 millones de toneladas el año pasado, en línea con un alza en la capacidad de las plantas a carbón.

Japón, el principal importador mundial de gas natural licuado (GNL), pagó un récord de 7,06 billones de yenes (68.980 millones de dólares) el año pasado para comprar GNL, superando el récord anterior registrado en el 2012.

En diciembre, Japón importó 8,09 millones de toneladas de GNL, un 4,9 por ciento por encima del año anterior y el nivel más alto desde enero de 2013. 
Publicar un comentario en la entrada