sábado, 4 de enero de 2014

Done

Repsol cierra la venta de GNL a Shell y logra plusvalías de 2.110 millones

La petrolera Repsol ha cerrado la venta de activos de gas natural licuado (GNL) a Royal Dutch Shell por un importe de 4.100 millones de dólares (unos 2.982 millones de euros) y unas plusvalías de 2.900 millones de dólares (2.109 millones de euros). De esta forma, la española ha concluido el proceso de venta de GNL tras el acuerdo con BP.

En el comunicado remitido al supervisor bursátil, Repsol explica que la operación le permitirá reducir su deuda neta al cierre de 2012 en 3.300 millones de dólares.

La operación se suma a los 145,5 millones ingresados por la transmisión de su participación en BBE a BP el pasado mes de octubre, que el pasado mes de octubre ejerció el derecho de compra preferente que tenía sobre este activo.

De esta forma, la venta de sus activos de gas natural licuado ha reportado a la compañía 4.300 millones de dólares (unos 3.127 millones de euros), a los que se suman los compromisos financieros y deudas que han asumido las compradoras.

Mejor de lo esperado

La venta de estos activos, en la que se incluyen las participaciones minoritarias en Atlantic LNG (Trinidad y Tobago), Perú LNG y BBE, junto con los contratos de comercialización de GNL y de fletamento de los buques metaneros, con sus créditos y deuda vinculados, ha supuesto unos beneficios y plusvalías ligeramente por encima de las cifras adelantadas el pasado mes de febrero, cuando se anunció la operación de venta a Shell.

Como consecuencia de la transmisión de los activos objeto de la transacción "y en aplicación de criterios de máxima prudencia financiera", Repsol ajustará la valoración de los activos norteamericanos en sus libros, registrando una provisión después de impuestos de acuerdo a la nueva normativa fiscal de 1.500 millones de dólares (1.091,3 millones de euros).

Las plusvalías pendientes de contabilizarse tras dicho ajuste se incorporarán entre los ejercicios de 2013 y 2014, de acuerdo con la fecha de transmisión de los activos incluidos en la transacción.

Junto con la venta de activos, Repsol y Shell han formalizado un acuerdo por el que esta última suministrará gas natural licuado a la planta de regasificación de Repsol en el complejo Canaport (Canadá) durante los próximos 10 años, por un volumen total aproximado de un millón de toneladas. 
Publicar un comentario en la entrada