viernes, 10 de enero de 2014

Dando confianza a la Marca España

Acciona se lleva a Gibraltar el trabajo de 150 operarios de Navantia durante 28 días

La reacción de los representantes de Navantia en la Bahía de Cádiz no se ha hecho esperar tras aparecer publicado en este medio que la compañía naviera Acciona Trasmediterránea eligió enviar durante el pasado 2013 al menos a siete de sus buques para realizar paradas técnicas y reparaciones en los astilleros de Gibraltar, con la consiguiente pérdida para las factorías gaditanas.

Cabe recordar que, según indicaron fuentes cercanas a Acciona Trasmediterránea, a los astilleros gibraltareños acudieron en busca de asistencia técnica, bien limpiezas de casco, bien reparaciones de averías, los ferries Las Palmas de Gran Canaria, Super Fast Galicia, Murillo, Zurbarán, Alborán, Millenium II y Milennium III.

Así las cosas, el presidente del comité de empresa de Navantia en su factoría de San Fernando y del comité intercentros, José Antonio Oliva, ha declarado a este medio que “esta marcha hacia otros lugares viene ocurriendo desde hace tiempo, ya que en el negocio de las reparaciones de barcos manda el precio si lo que se busca es el beneficio a corto plazo, pero hay que decir que los precios y tarifas entre los que se mueve los astilleros de Navantia son buenos y altamente competitivos”.

Oliva, asimismo, pone en valor no solo el buen hacer de las tres factorías gaditanas de la empresa pública, sino otras cuestiones que hay que tener en cuenta a la hora de contratar con Navantia y no con otros astilleros.

“Hay que tener en cuenta que nosotros damos mucha importancia a la seguridad en el trabajo y a la prevención de riesgos laborales, de hecho contamos con un altísimo estándar de calidad en ambas materias y eso va incluido dentro de nuestras tarifas, como ya digo, altamente competitivas”, señala.

Sobre si Acciona Trasmediterránea basaba la decisión de enviar sus buques a astilleros del Peñón por cuestiones operativas, disponibilidad de dique en un momento puntual o simplemente, por las ventajas fiscales o económicas respecto a otros astilleros, el representante de los trabajadores de los astilleros de la Bahía lo tiene más que claro, ya que declara que “si la excusa para acudir allí es la logística, eso es una falacia, puesto que lo único que han buscado con esos siete buques de los que se ha constatado que acudieron a repararse a diques gibraltareños durante el pasado año 2013 ha sido el precio y el beneficio cortoplacista”.

José Antonio Oliva recuerda que Navantia lo que suele llevar a cabo con empresas tan importantes como es Acciona Trasmediterránea “son acuerdos marco y no un precio por una simple reparación por un solo barco. No en vano, la naviera sale ganando con esos acuerdos y también los trabajadores que se garantizan carga de trabajo. De hecho lo que deseamos todos es que Navantia y Acciona Trasmediterránea vuelvan a cerrar un nuevo acuerdo marco y que lo sucedido en 2013 quede en anécdota, ya que siempre le hemos dado muy buen servicio a esta naviera”.

Para poder traducir a carga de trabajo perdida el hecho de que siete buques de Acciona acudieran a repararse al Peñón a repararse y no a los astilleros de la Bahía de Cádiz, Oliva pone un ejemplo de lo más clarificador: “Por cada varada, es decir, por cada entrada de barco en el dique o ‘lavar y marcar’ como nosotros le llamamos a las pequeñas reparaciones como puedan ser de chorreado o de chapa o pintura, por ejemplo, y teniendo en cuenta que cada buque pasa unos cuatro días mínimo en el dique y que fueron siete los barcos de Acciona que acudieron a la Roca, puede decirse que se han perdido unos 28 días que hubieran proporcionado empleo a 150 trabajadores de los astilleros de la Bahía”. 
Publicar un comentario en la entrada