martes, 23 de octubre de 2012

A mí que me cuentas!

La ONU se desentiende de la reclamación de Argentina para liberar su buque escuela

El canciller argentino Héctor Timerman llegó ayer a la sede de la ONU en Nueva York para reclamar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la liberación de la fragata Libertad, retenida en Ghana por un embargo judicial, acción que a juicio de Buenos Aires sería «completamente ilegal». Timerman se reunió a primera hora con el presidente del Consejo de Seguridad, el embajador guatemalteco Gert Rosenthal, antes de sostener encuentros con Ban Ki-moon y el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Vuk Jeremic, pero sus gestiones no han logrado resultados positivos.

Según Timerman, «el embargo de un buque de guerra que está amparado por las inmunidades del tratado del derecho del mar implica un grave riesgo para todas las naves militares que están navegando hoy en día. Ghana estaría destrozando un derecho que garantiza el normal funcionamiento de la navegación militar», advirtió.

Sin embargo, Gert Rosenthal explicó que el Consejo de Seguridad no puede ocuparse de la cuestión, aunque afirmó que el problema afecta el «derecho internacional». «Tuvimos una conversación sobre este incidente. Yo le explicaba al canciller y él también lo sabe que el Consejo de Seguridad se ocupa del mantenimiento de la paz y la seguridad mundiales y que este caso no amenaza la paz mundial», sostuvo el diplomático guatemalteco.

Según informa Efe, la mayoría de la tripulación de la fragata será repatriada mañana a Argentina, tras lo cual en el buque solo quedarán el capitán y una dotación mínima de 44 tripulantes para garantizar las labores de mantenimiento del navío. Los marinos llegarán a Buenos Aires en un vuelo de una compañía contratado específicamente para la repatriación. Entre el personal evacuado figuran los 36 tripulantes extranjeros del barco, procedentes de países como Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia, Venezuela, Brasil, Perú y Sudáfrica. 
Publicar un comentario