lunes, 29 de octubre de 2012

A ver qué sale...

Cañete cree que la futura ley europea de desguace de buque beneficia a España
El ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, confió hoy en que el futuro reglamento que tramita la Unión Europea (UE) para garantizar un desguace de buques más ecológico beneficie a las instalaciones españolas.

El ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, confió hoy en que el futuro reglamento que tramita la Unión Europea (UE) para garantizar un desguace de buques más ecológico beneficie a las instalaciones españolas.

"El reglamento de reciclaje de buques es importante para España", destacó Arias Cañete a su llegada al consejo de ministros de Medio Ambiente de los Veintisiete, que se celebra hoy en Luxemburgo y que abordará precisamente esta cuestión.

Según el ministro, esa normativa puede significar la "oportunidad de que astilleros e instalaciones españolas estén en el registro de instalaciones que puedan faenar para realizar estas actividades".

Arias Cañete subrayó que en la actualidad ese tipo de actividades se hacen "sin una regulación desde el punto de vista de la sostenibilidad y desde la seguridad laboral".

"Por lo tanto, regular estas actividades es importante, pero también lo es que España pueda contar con establecimientos con los que podamos participar en el reciclaje de los buques de la Unión Europea", apuntó.

La Comisión Europea (CE) propuso en marzo pasado un reglamento para permitir el reciclado de grandes buques europeos en países en vías de desarrollo, especialmente en el sureste asiático, siempre que usen solo desguaces que cumplan las normas europeas de respeto del medio ambiente y la salud humana.

Durante el debate celebrado en el consejo, Arias Cañete defendió ante sus homólogos que se establezca una "fecha concreta" para la introducción de esta nueva normativa con el objetivo de poder establecer un calendario de actuación y de dar seguridad jurídica al sector.

La legislación actual prohíbe que los buques con bandera comunitaria sean enviados a países que no pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para su reciclado, pese a lo que éste fue el destino del 90 % de los grandes barcos europeos en 2009.

Por otra parte, Arias Cañete destacó la importancia de que el consejo de ministros de hoy sirva para que los Estados miembros acerquen posiciones y logren "una resolución clara" que otorgue a la UE un mandato negociador de cara a la próxima cumbre de la ONU sobre el clima, que se celebrará en noviembre en Doha (Catar).

En esa conferencia, la comunidad internacional negociará una prórroga del protocolo de Kioto contra el cambio climático que cubra desde 2013 a 2020, y tratará de avanzar hacia la firma de un acuerdo internacional contra las emisiones de gases invernaderos que suscriban todos los países.

"Nosotros asumimos en su día Kioto I, los objetivos de Kioto eran ambiciosos, España va a estar en condiciones de cumplirlos al final del periodo, pero ahora hay que definir el 'post' Kioto para 2020", señaló el ministro español.

En esa línea, aseguró que España respalda la propuesta de la Comisión Europea de reducir para 2020 las emisiones en un 20 % respecto al escenario de 1990, y que se establezca "un escenario de carácter vinculante".

El mayor escollo para lograr una posición común europea de cara a Doha será lograr un consenso sobre qué hacer con los derechos de emisión de CO2 (dióxido de carbono) sobrantes del primer periodo de Kioto, un asunto que Arias Cañete reconoció que crea división entre los Estados miembros.

Algunos países son favorables a guardar esos títulos para el próximo periodo, en tanto que otros consideran que deben caducar.

"Nosotros creemos que no debieran trasladarse al próximo periodo, que se establecieron para este periodo, que tenían una lógica en el mismo y que, por lo tanto, no debiéramos computarlas en periodos sucesivos", indicó Arias Cañete. 
Publicar un comentario