jueves, 18 de octubre de 2012

Marcha atrás por el bien común?

España da marcha atrás y vuelve a comprar biocombustible argentino
La decisión se tomó en abril como represalia a la expropiación de Repsol
Los exportadores pueden volver a firmar desde hoy ventas con Madrid

Desde este miércoles, los exportadores argentinos de biocombustible pueden volver a firmar ventas con destino a España. El Ejecutivo español ha dado marcha atrás a la medida anunciada el pasado abril, cuando decidió reducir la compra de biodiesel a su principal proveedor, Argentina, en represalia por la expropiación de acciones de Repsol en YPF.

No se trataba de un asunto menor. España es el principal comprador de biocombustible argentino y Argentina es el principal proveedor de biodiesel a España: casi 720.000 toneladas en 2011, lo que supone la mitad del biodiesel que Argentina exporta, y también cerca de la mitad de lo que España consume, según datos del diario Clarín. Un negocio de 750 millones de euros.

Según la prensa argentina, ese fallido intento de "castigo" ha sido dañino para España, que terminó pagando precios más altos por el biocombustible. Lo cierto es que, ya en abril, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, advirtió de que la medida podría tener "una repercusión negativa en los precios de los combustibles". Cristina Fernández de Kirchner respondió al Ejecutivo español con su habitual ironía: "Si el Gobierno de España quiere pagar más caro el biocombustible, es una decisión soberana".

El Ejecutivo español anunció en aquel momento que se priorizaría la compra de biocombustible de origen europeo, aplicando un sistema de cuotas para la producción y comercialización dentro del terreno europeo, como pedían las empresas españolas ligadas al sector.

Sin embargo, pese a que desde abril no se firman nuevas operaciones comerciales, las exportaciones argentinas de biodiesel a España, su mejor cliente, apenas dejaron sentir una ligera bajada, pues los contratos firmados antes de abril vencieron en septiembre. Sólo este mes comenzó a percibirse un descenso notable de las ventas: en octubre, el sector calculaba que exportaría a España unas 15.000 toneladas de biodiesel, y de ventas nulas para 2013, cuando el promedio mensual venía siendo de 90.000 toneladas.

Gestiones en la OMC

Fue entonces cuando el interés económico se hizo presente y el tiempo comenzó a apretar: el próximo 22 de octubre estaba prevista la publicación de las firmas Europas que en 2013 pasarían a cubrir la cuota antes cubierta con exportaciones argentinas. Así que el Ejecutivo argentino movió ficha.

El Gobierno de Cristina Fernández presentó el problema ante la Organización Mundial del Comercio, denunciando el carácter discriminatorio de la iniciativa española. Según señala el diario 'Página 12' aludiendo a fuentes oficiales, los días 4 y 5 de este mes se produjo una reunión en Bruselas en la que representantes de la Cancillería argentina reclamaron a España que echasen marcha atrás en su boicot. Aunque la derogación de la medida por parte de España se publicó este martes en el Boletín Oficial del Estado, el texto se escribió el pasado 9 de octubre.

Aunque desde este miércoles los exportadores argentinos pueden volver a firmar contratos con sus socios españoles, en el sector temen que las ventas podrían tardar en recuperarse. Además, el conflicto no ha terminado de resolverse: primero, porque el Gobierno español no ha derogado la norma impuesta en abril, sino que sólo la ha dejado sin efecto de aplicación. Además, la Unión Europea está investigando las denuncias de dumping contra el biocombustible argentino.

Posiblemente, el debate en torno al biocombustible argentino seguirá presente, en los pasillos de la OMC y en los corrillos diplomáticos a ambos lados del océano. 
Fuente: el mundo
Publicar un comentario