jueves, 18 de octubre de 2012

Otra del juicio del siglo

La defensa del ex director de Marina Mercante niega ocultación de pruebas procedentes del buque

La defensa del único cargo público imputado en la causa negó ayer que el «Prestige» fuese sometido a una «autopsia secreta del cadáver», tal y como denunció el martes el abogado de Apostolos Mangouras en referencia a las inspecciones del petrolero. Según el letrado del capitán del barco, el Gobierno realizó las inmersiones sin contar con el juez instructor y sin dar oportunidad de participar a la parte a la que se responsabiliza de la catástrofe por el mal estado del petrolero. Pero la abogada del ex director de la Marina Mercante negó que se hicieran «actuaciones en el pecio sin autorización judicial». Según expuso ayer la abogada de López Sors, en la primera inmersión -con el «Nautille» en 2002- no se practicó «ninguna medición relevante» ya que se limitó a «localizar las fugas» de crudo. En la segunda inspección para proceder a la extracción de fuel, se recogieron unos documentos del fondo del mar. «Fueron entregados a la autoridad judicial», expuso la abogada.

En cuanto a la petición de sobreseimiento de la acusación a Mangouras por un delito medioambiental, la abogada de López Sors destacó que la imputación al capitán del petrolero «no está basada sólo en el mal estado del buque, sino también en la desobediencia a las autoridades. Todo contribuyó al daño y retrasó la toma del control del barco». 
Publicar un comentario