lunes, 29 de octubre de 2012

Sumergiéndose en su pasado

China construirá primer buque para arqueología submarina

China planea finalizar la construcción del primer buque capaz de rescatar hallazgos arqueológicos submarinos del país a finales de 2013, con el fin de reforzar sus actividades de investigación submarina, para que los arqueólogos chinos no dependan tanto de los barcos alquilados.

El buque, de 4,8 metros de ancho y 56 metros de largo y equipado con un sistema de propulsión eléctrica, cubrirá las necesidades fundamentales de la arqueología submarina del país, según un comunicado dado a conocer el miércoles por la Administración Estatal de Patrimonio Cultural.

El barco, con un desplazamiento de 860 toneladas, operará en las zonas costeras de China y podría navegar hasta las islas Xisha, en el Mar Meridional de China, si las condiciones de navegación son propicias. Los arqueólogos usarán el buque para descubrir, localizar, trazar, filmar y recuperar los hallazgos arqueológicos submarinos, según la administración.

El Instituto de Investigación 701 de la Corporación de Industria de Construcción Naval de China es el responsable del diseño del buque, cuya construcción corre a cuenta de la Corporación de Construcción Naval Changhang Dongfeng, con sede en la municipalidad suroccidental china de Chongqing.

La construcción del buque resultará una gran ayuda para los arqueólogos chinos, quienes hasta la fecha no tenían más remedio que viajar en barcos pesqueros fondeando los 18.000 kilómetros del litoral del país para recuperar los abundantes tesoros arqueológicos que yacen en el fondo del mar.

Muchos especuladores y pescadores se han incorporado a la búsqueda de tesoros en el Mar Meridional de China, una concurrida ruta marítima concurrida que podría albergar al menos 122 barcos naufragados en sus profundidades.

Muchos de estos buques datan de las dinastías Tang (618-907) y Song (960-1276), cuando el comercio exterior entre China y los países extranjeros era crecientemente próspero.

Sin embargo, los métodos por los que especuladores y pescadores recuperan tesoros submarinos son a menudo muy dañinos para el patrimonio, y destruyen piezas e información de gran valor para los arqueólogos, por lo que las autoridades se han visto obligadas a tomar medidas al respecto.

La protección de las reliquias submarinas del país se enfrenta a un "serio desafío" en el desenfrenado pillaje y saqueo de los yacimientos arqueológicos, y es capital que el país mejore las herramientas e instalaciones de los arqueólogos, según el documento mencionado.
Fuente: Terra
Publicar un comentario