sábado, 20 de octubre de 2012

Tecnología punta

Un barco de 'ciencia ficción' en Santander
Se trata de un buque especializado en ensayos y mediciones de misiles y en el seguimiento de satélites
El 'Monge', de la Armada Francesa, está atracado en Raos

Dicen que dos de sus radares son capaces de detectar una moneda a 1.000 kilómetros. Alta tecnología flotante especializada en medir y hacer cálculos. Por eso, no extraña que a este espectacular buque de la Armada Francesa de color blanco intenso le bautizaran como 'Monge', en homenaje a un matemático galo con ese apellido -Gaspard Monge, inventor de la geometría descriptiva-. El barco llegó ayer a Santander y estará en el muelle número cinco de Raos hasta el próximo martes. Llama la atención.

Pasadas las nueve de la mañana, la proa ya pasaba a la altura de la Grúa de Piedra. Es un barco militar, aunque no lo parezca. Es blanco y no gris (parece ser que ese color es más favorable para el mantenimiento de sus equipos) y apenas lleva armamento a la vista. De hecho, lo que verdaderamente destaca son sus tres radares centrales y todo el entramado de equipos técnicos, 'paelleras' y antenas que los acompañan. Para los amantes de los datos, el 'A 601 Monge' se incorporó al servicio en 1992, mide 229 metros de eslora por 24,8 de manga, desplaza 17.760 toneladas y su velocidad es de 16 nudos. Es uno de los pocos barcos en su clase existentes en el mundo.

Porque es capaz de hacer muchas cosas. Sobre todo, el seguimiento de satélites y proyectiles. De hecho, es una pieza básica en la puesta a punto de los misiles nucleares de la fuerza de disuasión francesa. En las pruebas de vuelo de estos proyectiles que se realizan sobre el océano Atlántico es indispensable su presencia. Una tarea que compatibiliza con una labor más científica. De hecho, desde el año 2007 es partícipe del programa espacial 'Arianne' y ha estudiado, por ejemplo, la trayectoria de la llamada 'basura espacial' y su interferencia en el trabajo de los satélites.

Segunda vez

Ayer, desde Puertochico, siguiendo la línea de costa, muchos señalaban extrañados hacia su proa. Desde allí podrá verse hasta primera hora del martes. Esa misma parte a la que accedían por una pasarela vigilada por dos marineros uniformados un grupo de militares que venían de correr por la zona del Puerto a primera hora de la tarde. Todos, al subir al barco, se cuadraban ante la bandera tricolor que preside la 'espalda' de la embarcación muy cerca de dos puertas enmarcadas por las palabras 'Patrie' (patria) y 'Honneur' (honor).

Una estampa que no era nueva para el personal santanderino de la Autoridad Portuaria. Porque el 'Monge' ya hizo escala en Santander hace algunos años. Atracó el día 26 de enero de 2008 y puso nuevo rumbo tres días después. En aquella ocasión, la tripulación fue a ver un partido del Racing. 
Publicar un comentario