lunes, 29 de octubre de 2012

Cómo está la cosa...

Argentina teme el embargo de otro buque militar en Sudáfrica
Críticas de los marinos por ser repatriados dejando el barco en Ghana

En medio del cruce de acusaciones en el Gabinete de Cristina Fernández sobre quién recae la responsabilidad de que la fragata Libertad atracara en el puerto de Ghana exponiéndose al embargo, el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, asumió toda la culpa. Pero no es el único problema que afronta la presidenta argentina, ya que otro navío de guerra atracado en Sudáfrica podría correr la misma suerte que el buque escuela de la Armada.

«El responsable de la fragata es el Ministerio de Defensa. La Cancillería (Exteriores) tiene su responsabilidad porque se la consulta, pero las responsabilidades las define la presidente de la nación, y yo asumo las que me corresponden», afirmó Purricelli. Hace tan solo unos días, había presentado su renuncia a la jefa de Estado, que no solo no se la aceptó, sino que habría asegurado que «mis ministros renuncian cuando yo lo decido».

«La planificación del viaje fue del Ministerio de Defensa, a partir de un plan de la Armada, que nosotros decidimos estratégicamente para acercarnos a África», aseguró el ministro, pero remarcó que Exteriores le sugirió no detenerse en Nigeria por problemas de seguridad.

Sus declaraciones se producen después de acusaciones cruzadas, que algunos califican de crisis de gobierno, entre Defensa, Exteriores y la Armada por la responsabilidad de haber desviado el buque al puerto ghanés.

Puricelli también tuvo que aclarar la situación de otro buque de guerra argentino, la corbeta Espora, amarrada desde hace una semana en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) por una avería, y que podría ser embargada por el mismo fondo de inversión que retiene a la fragata en Ghana. El Gobierno argentino ha dado ya instrucciones a su embajador para tomar medidas y confía en que sus buenas relaciones con Sudáfrica impidan que se repita lo ocurrido con la Libertad.

Tras permanecer más de 20 días varados en el puerto gahnés de Tema, 281 tripulantes de la Libertad llegaron ayer al aeropuerto de Buenos Aires.

Uno de los evacuados, Martín Tejeda, de 35 años y 17 de servicio en la Armada, lamentó haber tenido que volver al país en avión y dejando la fragata en Ghana por orden de la presidenta. «Siento angustia y dolor por haber tenido que dejar algo que es muy nuestro», dijo al referirse a la nave.

También Luis Suárez, cantinero de la fragata, mostró su «tristeza porque tuvimos que dejar nuestro barco». «Me indigna como argentino que nos pisen la cabeza como nos la están pisando. Estaba todo informado que esto ocurriría», relató. «Volveremos a Ghana a buscar la fragata», dijeron varios evacuados. 
Publicar un comentario