martes, 30 de octubre de 2012

Algo mejora en Portugal

La petrolera lusa Galp eleva sus beneficios un 57 % hasta septiembre
La petrolera lusa Galp anunció hoy unos beneficios netos de 277 millones de euros -excluidos el efecto "stock" y activos no recurrentes- hasta septiembre, un 57 % más que en el mismo período de 2011.

Galp atribuyó esta mejora al aumento de producción de petróleo y gas natural procedente de Brasil, así como al incremento de las ventas de gas natural licuado (GNL).

En términos totales, la cifra de negocio de Galp creció un 15 %, hasta los 14.274 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) mejoró un 33,5 % y alcanzó los 786 millones de euros.

La empresa destacó el crecimiento en un 36 % de sus exportaciones fuera de la Península Ibérica, ya que tanto en España como en Portugal -dos de sus principales mercados- se registraron fuertes descensos en los mercados del petróleo y el gas debido a la contracción económica.

De media, la compañía procesó 24.800 barriles de crudo al día entre enero y septiembre, un 20 % más que en el mismo período del año anterior.

Las ventas de gas natural, por su parte, aumentaron un 19 % durante los nueve primeros meses del año, hasta alcanzar los 4.696 millones de metros cúbicos.

Especialmente positivo fue el margen de refinación de la firma, conocido como la diferencia entre el valor del crudo y los ingresos generados por su venta en forma de productos petrolíferos (gasóleo, gasolina, etcétera), que se triplicó hasta situarse en 2,60 dólares por barril (unos 2 euros aproximadamente).

La deuda líquida de Galp se situó en los 1.369 millones de euros, lo que supone una subida del 12 % sólo en el tercer trimestre del ejercicio.

Además, su inversión durante los últimos nueve meses fue de 613 millones de euros, un 24 % menos que entre enero y septiembre de 2011.

La petrolera, una de las mayores compañías de Portugal y pieza clave en las exportaciones lusas, cuenta con una plantilla de 7.489 trabajadores, según los datos facilitados por la propia firma. 
Fuente: Cinco días
Publicar un comentario