miércoles, 17 de octubre de 2012

Está claro

Más control de buques no impide pero aminora otro "Prestige", según navieros

El accidente del Prestige ha aumentado el rigor en la vigilancia sobre el mantenimiento de los buques, "lo que no impide, pero si aminora, que se pueda volver a repetir este caso en circunstancias similares", ha dicho a Efe un portavoz de la Asociación de Navieros Españoles (Anave).

El declaraciones a Efe, el citado portavoz ha insistido en que el accidente del petrolero fue consecuencia fundamentalmente del mal mantenimiento del barco, a la que se sumó una decisión errónea del capitán al lastrar el tanque simétrico (babor) para equilibrar el buque que estaba escorado a causa de una importante vía de agua. Recordó que el siniestro se produjo al desprenderse parte de una plancha de un tanque de estribor y entrar agua. "Ese tanque -recordó- estaba en la parte central y al lastrar el de babor se produjo una sobrecarga en el centro que afectó a su resistencia estructural.

En este caso, según el portavoz, hubo importantes similitudes con el accidente del Erika en Francia (1999) por lo que es "extraño que el capitán tomara una decisión que ya se había demostrado errónea".

Para Anave, en el accidente nada tuvo que ver el hecho de que el petrolero fuera monocasco, porque los buques con doble casco sólo están pensados para resistir golpes denominados de "baja intensidad", como los que se producen a poca velocidad y casi siempre en maniobras portuarias.

En su opinión tampoco fue relevante el hecho de que el buque tuviera unos 26 años, porque estaba aún dentro de su vida útil.

El problema fue de mantenimiento deficiente y de la poca vigilancia de la American Bureau Shipping (ABS) que dio el visto bueno a una serie de reparaciones que se hicieron en el "Prestige" de forma deficiente.

A partir de ese accidente los controles se han hecho más rigurosos tanto por la ABS como por los propios estados responsables de la bandera del buques.

Un barco tiene más de 40 certificados, válidos para periodos de 4 a 5 años, que autorizan su navegación y que se refieren a temas como casco, comunicaciones, emisiones, sistemas contra incendios, etc.

Además de esto las autoridades de los puertos receptores de los barcos pueden efectuar revisiones si lo consideran conveniente en cualquier momento.

El "Prestige" era un petrolero de casco único con una eslora de 243 metros, una manga de 34,4 metros, una longitud de casco de 18,7 metros, y un calado de 14 metros. Tenía un tonelaje bruto (GT) de 42.820 toneladas y una capacidad total de carga de 81.589 toneladas y fue construido por Hitachi Shipbuilding and Engineering en Kioto (Japón).
Fuente: Diario Vasco
Publicar un comentario