miércoles, 24 de octubre de 2012

No money, no honey

Las navieras amenazan con parar
Fred. Olsen y Naviera Armas, las dos compañías que cubren el transporte marítimo interinsular en Canarias, advirtieron de que el agua les está llegando al cuello. El Gobierno de Canarias les debe unos 32,5 millones de euros, por el retraso en el pago del descuento por residente, lo que ha abierto un boquete financiero difícil de asumir por ambas empresas.

Ni Fred. Olsen ni Naviera Armas quieren activar las sirenas de alarma, pero reconocen que la deuda del Gobierno de Canarias les ha hecho lanzar ya las vengalas de auxilio. Representantes de las dos compañías advirtieron ayer de que «la situación es insostenible», y que se verán forzados a tomar «medidas drásticas» si el Ejecutivo regional no les abona las cantidades correspondientes al 25% del importe del billete al que tienen derecho los residentes canarios –el otro 25% lo subvenciona el Gobierno central «en tiempo y forma».

Ambas compañías tienen claro que abandonarán las rutas deficitarias incluso antes de que acabe este año 2012 si la Comunidad no afronta una deuda acumulada que en el caso de Fred. Olsen asciende a 18 millones de euros, y en el de Naviera Armas a 14,5 millones.

La primera línea en naufragar sería la que conecta El Hierro con Tenerife, tal y como concretan los dos operadores marítimos. En el caso de Fred. Olsen, las medidas irían más allá: se plantean reducir frecuencias en otras conexiones, e incluso facturar a los usuarios el 25% del billete que en teoría debería sufragar la comunidad canaria. 
Fuente: Canarias7
Publicar un comentario