lunes, 22 de octubre de 2012

Espero que sea sin dinero público, no como en Bilbao

La apuesta de la naviera P&O por A Coruña amenaza el liderazgo de Vigo en cruceros
La armadora británica planea triplicar su presencia en la ciudad herculina, que sumaría 94 escalas

El Puerto de Vigo está a punto de cerrar un nuevo año como líder de cruceros del Noroeste peninsular. Hasta finales de 2012 contabilizará un total de 104 escalas, ocho más que A Coruña. La terminal viguesa mantendrá un año más su liderazgo pese a que recibirá 14 buques menos que el año anterior, cuando batió su récord histórico con 118 escalas. Lo peor se espera para el próximo ejercicio, en el que podría ceder su primera posición en favor de la terminal herculina tras la decisión de la histórica naviera Peninsular & Oriental de triplicar su presencia en A Coruña y reducir notablemente sus viajes a la urbe olívica.

La Autoridad Portuaria de A Coruña se marcó como objetivo superar las 100 escalas en 2013 y está camino de conseguirlo porque la programación de las principales operadoras ya reflejan 94 escalas en los muelles herculinos, unas cifras mucho más optimistas que los 71 atraques confirmados hasta el momento en Vigo para el próximo año.

La principal razón de este descenso se debe a que Vigo dejó de ser puerto base de cruceros para el Grand Voyager.Otros factor determinante que ha influido es que Costa Cruceros se ha visto forzada a modificar su programación tras los accidentes del Costa Concordia y el Costa Allegra, así como la concelación de otras siete escalas por parte de operadores británicos y alemanes. En volumen de pasaje, los 253.000 turistas que llegaron a la ciudad el pasado año tampoco podrán superarse este año, aunque el descenso será porcentualmente inferior al del número de buques –catorce–. La Autoridad Portuaria de Vigo prevé pese a todo una importante actividad hasta final de año con 25 escalas más y unos 60.000 pasajeros.

Aunque el descenso de actividad este año es reducido con respecto a 2011, lo más preocupante para la terminal viguesa es que después de quince años de liderazgo está a punto de ceder su entorchado a la de A Coruña. La razón de este radical cambio de tendencia es la decisión de la naviera británica P&O de programar 33 escalas en A Coruña y solo ocho en Vigo, a donde en los últimos años han llegado 132 barcos de sus buques frente a los 33 que eligieron A Coruña como destino. Las cifras empezarán a compensarse en 2013 provocando un importante retroceso en Vigo.

El origen del descenso de actividad previsto en Vigo se debe también a la fuerte competencia que está ejerciendo el puerto de Leixões, que está realizando obras de ampliación para acoger a un mayor número de buques.
Fuente: Faro de Vigo
Publicar un comentario