jueves, 18 de octubre de 2012

Nuevo gigante en cartera

Norwegian Cruise Line encarga su mayor barco a Meyer Werft

Norwegian Cruise Line informó el miércoles que ha alcanzado un acuerdo con los astilleros Meyer Werft de Alemania para construir un nuevo barco de cruceros que deberá ser entregado en octubre de 2015. El contrato incluye la opción para un segundo buque, con entrega en la primavera de 2017.

El nuevo barco, de 163 mil toneladas y con una capacidad aproximada de 4.200 pasajeros, será de mayores proporciones que las naves de la Clase Breakaway de Norwegian actualmente en construcción en Meyer Werft e incorporará varios de sus elementos de diseño e innovaciones, adelantó la naviera.

“Con Breakaway Plus como nombre del proyecto, este nuevo buque será el mayor de nuestra flota”, destacó Norwegian en un comunicado. El precio en el contrato es de unos 700 millones de euros.

Actualmente, Meyer Werft, con astilleros en Papenburg, Alemania, está construyendo dos nuevos barcos de cruceros para Norwegian, de 146 mil toneladas y con capacidad para cuatro mil pasajeros.

Se trata de los buques de la Clase Breakaway: el Norwegian Breakaway, con fecha de entrega para fines de abril de 2013, y el Norwegian Getaway, que debe ser entregado en enero de 2014.

Anteriormente a los barcos de la Clase Breakaway, Meyer Werft construyó los cuatro buques de la Clase Jewel: Norwegian Gem (entregado en 2007), Norwegian Pearl y Norwegian Jade (2006) y Norwegian Jewel (2005).

El nuevo barco y la opción a un segundo serían los buques décimo y undécimo encargados por la naviera a Meyer Werft.

Norwegian Cruise Line fue pionera del concepto Freestyle Cruising, con un alto grado de flexibilidad para los pasajeros y que alcanzó un nivel superior con el Norwegian Epic, introducido en junio de 2010, un proceso que continúa con el Breakaway, que debe estar operativo en abril próximo.

El nuevo barco, según la compañía, “incluirá un amplio rango de establecimientos bajo techo y al aire libre en tres cubiertas dinámicas que crearán un complejo totalmente nuevo y ampliarán la conexión de los viajeros con el océano”.

Entre otras atracciones, el Norwegian Breakaway contará con tres shows de Broadway a bordo (Rock of Ages, Burn the Floor y Cirque Dreams & Dinner Jungle Fantasy) y el primer restaurante en el mar de Geoffrey Zakarian.

En las cubiertas superiores estará el primer Aqua Park en el mar con seis toboganes de agua de tamaño completo, y un complejo deportivo de tres niveles que incluye el curso de cuerdas más largo en el mar, un mini golf, cancha de baloncesto, pared para escalar y otras atracciones.

En cuanto a cabinas, incluirá una amplia variedad, desde el espacio The Haven by Norwegian, con 42 suites en el punto más alto del barco en un sitio privado con acceso por tarjeta, hasta 22 suites adicionales a lo largo de la nave. Los Studios están concebidos para viajeros solos, y otros alojamientos serán las cabinas Oceanview y Balcony y las Spa Balcony, Mini Suites y Suites próximas al Spa.
Publicar un comentario