jueves, 18 de octubre de 2012

Arrancan y despegan

Barreras negocia otros dos buques y espera empezar este año el de Pemex
La dirección del mayor astillero privado gallego confía en ampliar su cartera de pedidos antes de Navidad

Barreras podría pasar de cero a cien en un tiempo récord. Y es que al contrato del buque hotel recién firmado con la petrolera mexicana Pemex podrían sumarse otros dos o tres de forma inminente. «Tenemos dos ofertas muy avanzadas, esperamos tener algo más antes de Navidades», aseguró ayer el presidente y accionista mayoritario del astillero, José García Costas.

Aunque no ofreció más datos, todo parece indicar que se trata de barcos que no precisan la herramienta fiscal del tax lease, en concreto dos atuneros para una compañía americana. De concretarse la operación, la factoría terminaría resarciéndose de la pérdida de los atuneros de Albacora que, pese a ser la segunda accionista mayoritaria de Barreras, optó por encargárselos a Armón el pasado mes de mayo aduciendo que le corrían «mucha prisa» -Barreras estaba entonces en concurso de acreedores- y que, además, la oferta del grupo asturiano era más barata.

Por lo que respecta al flotel para Pemex, cuya construcción pretenden iniciar a finales de diciembre o principios de enero, falta cerrar algunos flecos de carácter técnico. Con ese fin estaba previsto mantener ayer una reunión de trabajo en el astillero, pero una cuestión de agenda ha retrasado unos días la visita de los técnicos mexicanos.

Actividad

Desde que el pasado mes salió de la suspensión de pagos, son varios los departamentos de la factoría que han recuperado la actividad. A día de hoy, de los 130 empleados que integran la plantilla, están trabajando quince personas en los departamentos comercial, económico y técnico.

El resto del personal se incorporará en cuanto entre en vigor el flotel. A partir de ese momento y al menos durante 18 meses habrá trabajo en la factoría para unas 1.500 personas de forma escalonada. En los picos de mayor actividad estarán trabajando a la vez entre 700 y 800 personas, mano de obra especializada, en su inmensa mayoría procedente de la industria auxiliar.

Ha sido esta la principal damnificada de la crisis del sector provocada por la suspensión del tax lease. En el año y tres meses transcurridos desde que, fruto de la denuncia de Holanda, se esfumó el colchón fiscal, el naval ha perdido 8.000 empleos en la comarca de Vigo.

El flotel de Barreras, junto al offshore de Metalships y algunos buques de menor porte contratados por Armón y Cardama son los contados asideros a los que puede agarrarse un sector que vivió su momento más dulce en los años 2008 y 2009 con las carteras de pedidos rebosantes.

El buque hotel para Pemex dará trabajo a 1.500 personas de forma escalonada
Publicar un comentario