martes, 23 de octubre de 2012

Vuelta a los 80s

Jefe naviera iraní dice que sanciones están dañando la industria

Las sanciones occidentales en contra de Irán están dañando la vital industria naviera de la república islámica y si la presión continúa su mayor firma de transporte de carga enfrentará problemas cada vez más graves, dijo el jefe de la compañía.

Muchas de las importaciones iraníes, entre ellas las relacionadas a alimentos y bienes de consumo, llegan en contenedores, cargueros de granos y otros buques, pero el número de embarcaciones que visitan sus puertos ha caído en más de la mitad este año por la intensificación de las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea.

"Si el Gobierno no ayudara, (las sanciones) hubieran detenido gran parte de nuestra actividad", dijo en una entrevista con un diario local Mohammad Hussein Dajmar, director ejecutivo de Islamic Republic of Iran Shipping Lines (IRISL).

"Si esta situación continúa, ciertamente nuestras operaciones se enfrentarán a serios problemas. La industria naviera ha sido uno de los principales objetivos de las sanciones. El daño ha tenido una influencia significativa. Más presión se traducirá en un mayor daño", sostuvo Dajmar, según citado por el diario de negocios iraní Jahan-e Sanat.

Los ejecutivos de otras compañías navieras iraníes, como la National Iranian Tanker Companyhan, se han mostrado menos dispuestos que Dajmar a hablar sobre el impacto de las sanciones.

IRISL está hace años en una lista negra de Occidente contra entidades acusadas ​​del transportar armas, acusaciones que la firma niega.

Dajmar dijo que IRISL sufrió un ataque cibernético en agosto del 2011. "El ataque fue fuerte y demostró que ellos (los atacantes) eran apoyados por fuentes poderosas", dijo.

"Sin duda alguna, parte de la información fue robada (...) pero no tenemos ninguna información secreta", agregó.

IRISL ha tratado de esquivar las sanciones cambiando sus banderas y creando empresas "de fachada", han dicho el Tesoro de Estados Unidos y la Unión Europea.

Si bien las sanciones occidentales se dirigen principalmente contra el programa nuclear de Irán, la IRISL ha sido blanco de éstas por las sospechas de que transporta armas a Teherán.

No obstante, Dajmar dijo que la IRISL no trabaja para ninguna agencia militar iraní.

"Hace años que no trabajamos con ellas (agencias militares). Ellos no tienen necesidades tan grandes y cualquier necesidad que ellos tengan se produce en el país", dijo.

"No es como en los años de guerra, cuando la cantidad de armas era grande y se usaban barcos para moverlas", agregó, en referencia al conflicto con Irak en la década de 1980.
Fuente: Terra
Publicar un comentario