miércoles, 8 de octubre de 2014

Acuadrones

La Armada de EEUU usará barcos robots como escoltas de sus buques de guerra
El 12 de octubre de 2000, al menos dos terroristas suicidas lanzaron una embarcación con explosivos contra el destructor estadounidense USS Cole.
El primer ensayo estos barcos-drones se realizó durante dos semanas de agosto en James River (Virginia).

La Armada de Estados Unidos comenzará a usar barcos robots, totalmente automáticos, para proteger a sus Buques militares de ataques terroristas.

En la Marina de Guerra de EEUU son conscientes de la vulnerable situación en la que quedan sus embarcaciones cuando están en puerto reabasteciéndose o navegando por canales estrechos o ríos. Al ser difíciles de maniobrar en espacios reducidos, son una presa fácil a los ataques.

El 12 de octubre de 2000, al menos dos terroristas suicidas lanzaron una embarcación cargada con explosivos contra el destructor estadounidense USS Cole (DDG-67), cuando estaba fondeado en el puerto de Adén, en Yemen.

Como resultado del atentado murieron diecisiete infantes de marina, y otros treinta resultaron heridos.

La Oficina de Investigación Naval (ONR) ha anunciado que, para evitar en el futuro ataques similares, ha logrado desarrollar una tecnología con la que dispondrán de barcos de superficie no tripulados Swarm, con capacidad de actuar "como un enjambre" contra buques hostiles, y proteger buques de forma totalmente autónoma.

El primer ensayo estos barcos-drones, demostró con éxito la capacidad de esta tecnología durante un ejercicio de dos semanas llevado a cabo este agosto en James River (Virginia).

La tecnología, bautizada como CARACaS (Control Architecture for Robotic Agent Command and Sensing) se puede instalar en casi cualquier barco, mediante un kit de transformación.

En resumen, lo que permite a los barcos es operar de forma autónoma, sin necesidad de que haya un marinero al mando, pudiendo operar de manera sincronizada con otras embarcaciones autónomas. También puede elegir sus propias rutas, atacar en grupo para interceptar buques enemigos, y realizar la escolta y protección de los buques de la Armada.

En las primeras pruebas, hasta 13 barcos funcionaron de forma autónoma. Primero escoltaron un buque de la Armada, y después, tras detectar una amenaza, entraron en acción, haciendo frente a la amenaza.

La capacidad de estos barcos robóticos se ampliará en el futuro para poder operar con mayor número de buques amigos, e incluso trabajar conectados a Drones aéreos.

Los swarmboat podrán detectar, disuadir o destruir adversarios, aunque desde la Marina de EEUU aseguran que siempre habrá un marinero supervisando antes de abrir fuego.
Publicar un comentario en la entrada