viernes, 24 de octubre de 2014

Exiliados o algo más

Tres marineros sirios se fugan de un mercante atracado en el Port
Aprovecharon la maniobra de atraque, en la madrugada del martes, para bajar del buque y huir. Están en busca y captura

Tres marineros de nacionalidad siria están en busca y captura desde la madrugada del martes. Los tres pertenecían a la tripulación del MV Milos, un carguero con bandera de Malta que llegaba a Tarragona cargado de grano procedente de Argentina.

El buque inició la maniobra de atraque en el muelle de Aragón de noche y terminaba poco antes del alba. Los tres miembros de la tripulación –son 22 en total y todos de Siria– aprovecharon el momento en que bajaba el práctico del mercante para descender por la escalera y huir. Los motivos se desconocen.

Antes, pero, los tres extracomunitarios habían entrado en el camarote del capitán. Cogieron sus pasaportes y el libro de marinería y bajaron del carguero con una bolsa con algo de ropa. El resto de sus pertenencias se quedaron en sus camarotes, según ha sabido el Diari.

La huida de estos tres sirios, de entre 30 y 45 años de edad, es un misterio para las autoridades. Ninguna de las cámaras de seguridad de las instalaciones portuarias captó movimientos y se sospecha que o bien escalaron el espigón hasta alcanzar la carretera que conduce al faro (y de allí acceder a la ciudad sin barreras) o bien estaban dentro de algún vehículo que salió por la aduana sin inspeccionar.

Lo cierto es que el capitán se percató de la desaparición de tres miembros de su tripulación: un electricista y dos trabajadores de la sala de máquinas. Rápidamente habló con el consignatario (intermediario independiente que actúa en nombre y por cuenta del propietario, en los puertos) para avisar de lo ocurrido y éste avisó de inmediato a la Policía Portuaria para que se tomaran las medidas oportunas para abortar la fuga.

A primera hora de la mañana, la Policía Nacional, responsable del control de la documentación de fronteras, recibía la alerta de los tres fugados junto con la ficha individual del tripulante (datos, fotografía y sellos del último puerto donde habían entrado).

Automáticamente coordinó con la Guardia Civil (responsable de la aduana) y Mossos d’Esquadra (cuerpo de seguridad con competencias dentro de la comunidad autónoma) un operativo para capturar a los tres sirios. Además se informó a la Guàrdia Urbana de Tarragona y algunas policías locales próximas de lo ocurrido. El objetivo era identificar y detener lo antes posible a estos tres ciudadanos irregulares.

Hasta última hora de ayer, el paradero de los tripulantes del MV Milos seguía sin conocerse. El capitán del barco, nada más percatarse de su ausencia, informó a las autoridades. La razón de ello se debía a que el capitán se exime de la responsabilidad sobre estos tres marineros y le permite que tras descargar pueda retomar su ruta sin necesidad de quedar retenido por Capitanía Marítima. Además, la declaración a tiempo de esta fuga también exime al capitán y por extensión al armador de pagar una sanción por este incidente.
Publicar un comentario en la entrada