lunes, 20 de octubre de 2014

Aislados

EEUU asegura que el barco con pasajeros aislados por ébola "está de camino"

Estados Unidos aseguró hoy que el crucero en el que se encuentran los dos ciudadanos estadounidenses aislados por un posible contagio del virus del Ébola está de camino a Texas con ambos a bordo y se espera que llegue a su destino este próximo domingo.

"El barco ahora ha decidido dirigirse hacia Galveston, Texas. Está en camino a Texas y debe a atracar el domingo", aseguró la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf, en su rueda de prensa diaria.

El Departamento de Estado informó previamente de que se trata de una persona que trabaja como técnico de laboratorio en el hospital de Dallas donde el 8 de octubre falleció un liberiano enfermo de ébola y de un acompañante, que igualmente fue aislado.

Harf explicó que las autoridades estadounidenses trataron de desembarcar a ambos pasajeros en Belice para poder evacuarlos más rápidamente a Estados Unidos, sin embargo el Gobierno de ese país no lo permitió, por lo que "ahora están en el barco de regreso" a Texas, puerto de destino del crucero.

"Teníamos la esperanza de que el pasajero pudiera desembarcar allí y volver a casa, pero por desgracia no fue el caso. Ahora están en el barco de regreso", reiteró la portavoz.

Sin embargo, paralelamente la ministra hondureña de Salud, Yolani Batres, afirmó hoy que los dos pasajeros estadounidenses del crucero fueron repatriados a EEUU vía aérea desde la isla hondureña de Roatán y "están en un hospital de Dallas".

Las autoridades mexicanas confirmaron que al crucero también se le rechazó el ingreso a la isla de Cozumel, mientras que la empresa Carnival aseguró que ni los pasajeros ni la tripulación del barco, en el que la técnica de laboratorio del Hospital Presbiteriano de Dallas está "aislada voluntariamente", corren peligro.

"Hay una gran cantidad de desinformación y mucho temor acerca de esta enfermedad, gran parte de ella no basada en hechos reales", agregó la portavoz del Departamento de Estado en su explicación.

La situación se ha producido después de que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) detectaran que la técnica de laboratorio, que pudo manejar muestras del primer enfermo diagnosticado con ébola y que falleció por el virus en ese centro médico, estaba a bordo del barco.

En el momento en el que partió de viaje, el 12 de octubre, los CDC solo indicaban a los empleados que se vigilaran a ellos mismos por si presentaban algún síntoma.
Publicar un comentario en la entrada